Rusia: ¡todos somos Cherchesov! (+ FOTOS)

Después de la victoria de Rusia, contra todos los pronósticos, frente al fuerte conjunto español, la iniciativa del llamado ''Bigote de la suerte'' se disemina hoy como pólvora entre los aficionados nacionales.

Rusia: ¡todos somos Cherchesov! (+ FOTOS)

El primero en lanzar la idea, más bien a manera de parodia y no precisamente con la intención de buscar otras victorias, fue el humorista Ivan Úrgant. Su show nocturno Becherni Úrgan suele ser filoso y contestatario a errores internos.

Úrgan, quien también es conocido por su actuación en comedias, consideró que la primera victoria de Rusia en el día de la inauguración del Mundial, el pasado 14 de junio, fue pura casualidad, pero quiso resaltar la figura de Stanislav Cherchesov.

Los rusos adoran lo que ellos llaman 'pridmieta' (creencias en la suerte sobrenatural). No silbes porque no tendrás dinero, gato negro por delante es mal augurio, espejo roto es algo inesperado y así todo un arsenal de hechos de la suerte.

Pero Úrban consideró que los bigotes del director técnico del conjunto nacional eran los que daban suerte al equipo en sus choques. Así la tecnología se adueñó de esa iniciativa que inundó las redes: Facebook, Instegram, Vkontakte y Odnoklasnik. Los rusos empezaron a creer en su equipo cuando, después de marcar cinco dianas contra la débil escuadra saudita, pudieron hacer otros fulminantes tres goles contra Egipto. Así que los bigotes de la suerte fueron vistos con más fuerza.

Del llamado a que los hombres dejaran crecer sus bigotes, se pasó a exhibir ese signo masculino en todos los miembros de la familia. Los flashmob aparecieron bigotes postizos o dibujados en mujeres, niños y hasta bebes de brazo.

Muchos de quienes acudieron al capitalino estadio Luzhniki lo hicieron con los colores de la bandera y disfrazados con los referidos bigotes, luego de perder la escuadra nacional con Uruguay por tres goles en un partido que no decidía nada.

Así que al iniciarse el partido no eran solo los aficionados quienes portaban los bigotes de Cherchesov, el primero en conducir un equipo nacional a octavos de final por primera vez en la historia de la Rusia moderna.

Varios canales como MIR, que transmite para toda la Comunidad de Estados Independientes, aparecieron con sus símbolos habituales ataviados con un pequeño bigote.

Por demás, después del chiste en la redes sobre la promesa del presidente Vladimir Putin de una derrota de Alemania porque nunca venció a nadie en estas tierras, ahora la victoria de Rusia ante España también trae analogías de combates de antaño.

En el Kremlin, llegaron a comparar la hazaña ante España con la victoria del Ejército Soviético sobre la Alemania fascista, el 9 de mayo de 1945.

'Si se pudiera decir algo de lo que vimos en las calles de Moscú, tras la derrota de España, ello se puede comparar con las crónicas del 9 de mayo de 1945. Solo faltaron los fuegos artificiales', confesó el vocero presidencial, Dmitri Peskov.

Ahora hablamos de un triunfo, no precisamente en la guerra, sino en el deporte, que tanto nos une, comentó Peskov, al referirse a los juegos considerados por el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, como un evento espectacular.

Por el momento, todos los aficionados rusos parecen repetir con sus bigotes: Âítodos somos Cherchesov!. Croacia pondrá a pruebas si la 'pridmeta' rusa funciona de verdad en cuartos de final. El terreno lo dirá.