La unidad de su pueblo fue la perla más preciosa que Fidel cultivó

La unidad de su pueblo fue la perla más preciosa que el líder de la Revolución cultivó, dijo el Historiador de La Habana, Eusebio Leal, en acto efectuado en la capital cubana, en homenaje a Fidel Castro, en el primer aniversario de su desaparición física (25 de noviembre).

Leal destacó la virtud y capacidad de Fidel Castro de dialogar con el tiempo, convocar y ser seguido; “le siguieron muchos y le seguiremos nosotros”, dijo.

“Él logró alcanzar el poder, conservarlo; pero no el poder por el poder, sino el poder de enseñar, multiplicar”, consideró el intelectual cubano.

Leal exhortó a que todas las mañanas “tenemos que levantar la brújula y mirar dónde está nuestro norte, que es el sur; observar dónde está nuestro camino propio, el que tenemos que seguir, pese a los desafíos”.

Señaló que la lucha del pueblo cubano no ha terminado y que todos los días adquiere un matiz diferente, que pasa de la agresión directa a la intelectual, y que va de la trampa colocada de un lugar a otro.

Destacó la virtud y capacidad de Fidel Castro de dialogar con el tiempo, convocar y ser seguido; “le siguieron muchos y le seguiremos nosotros”, argumentó el Historiador.

También reconoció la profunda fe del líder revolucionario en el pensamiento martiano y en la utilidad de la virtud.


Leal tambiém se refirió a la creencia de nuestro máximo líder en el poder de las ideas.



El historiador se refirió al presidente Raúl Castro como “el compañero de ideas y el fiel ejecutor.

Recordó que el Comandante en Jefe decía que no era posible hacer política sin tener conocimiento, e hizo alusión a la reconocida frase que alude a las revoluciones como hijas de la cultura y de las ideas.

Evocó asimismo una afirmación del escritor colombiano Gabriel García Márquez, de que Fidel era el único privilegiado de poder ir al futuro, regresar y contarlo.

Al propio tiempo, el historiador se refirió al presidente Raúl Castro como “el compañero de ideas y el fiel ejecutor”.