Presentan en Cuba cuarta edición del libro Cien horas con Fidel

El volumen ha sido traducido a todas las lenguas y presentado a lo largo y ancho del planeta, sin que haya sido desmentido uno solo de sus testimonios y argumentos, en lo que constituye una reconstrucción de la vida en el orden biográfico y político del líder cubano.

Un libro imprescindible

Para mí este libro es como otro alegato La historia me absolverá, afirmó este domingo el periodista y escritor franco-español Ignacio Ramonet en la presentación de la cuarta edición de su libro Cien horas con Fidel, a partir de su entrevista con el líder histórico de la Revolución cubana.
Ramonet hizo la presentación en la oriental provincia de Santiago de Cuba donde aludió a los valores intrínsecos en ese texto, que develan en toda su grandeza la honestidad, la ética, la condición humana, la humildad y la excepcionalidad intelectual del estadista revolucionario, ante calumnias e infamias propaladas por fuerzas de la reacción a nivel mundial.
Por ello consideró que esas páginas son otra manera de desmentirlas, tal y como sucedió cuando el entonces joven abogado asumió su autodefensa a raíz de la acusación por el asalto al Cuartel Moncada el 26 de julio de 1953, encabezado por él al frente de noveles insurgentes para derrocar la tiranía de Fulgencio Batista.
Evocó Ramonet la transparencia con que fueron respondidas sus preguntas, con total apego a la verdad, a pesar de que se incluyeron asuntos polémicos de la sociedad cubana como las discriminaciones racial y homosexual y la aplicación de la pena de muerte.

Afirmó que el volumen ha sido traducido a todas las lenguas y presentado a lo largo y ancho del planeta, sin que haya sido desmentido uno solo de sus testimonios y argumentos, en lo que constituye una reconstrucción de la vida en el orden biográfico y político del adalid.
Leer el libro es como escuchar durante 10 horas a Fidel y nadie puede esconder en ese tiempo su verdadera naturaleza humana, enfatizó el periodista, quien se refirió a la acuciosa revisión hecha por el entrevistado, con desgaste para su salud en circunstancias en que esta comenzaba a resentirse.
Además de un notable teórico, Fidel fue un militar que ganó sus guerras, algo que no es común en el mundo de hoy, resaltó para agregar que estos testimonios y argumentos respondieron también a su necesidad de mirar su vida y su contexto.

Realzó que las fotos de la portada y la contraportada son inéditas y parte del proceso de realización de las conversaciones, filmadas también en un documental de siete horas.
Aunque esta cuarta edición se presentó en otras ciudades cubanas, esta oportunidad resultó privilegiada porque varias de las anécdotas de aquellas primeras citas tienen ubicación en este entorno urbano donde trascurrieron años de la infancia de Fidel y hechos históricos que él protagonizó.