Caravasar Khan Asaad Bacha de Damasco celebra fiesta de Akito

Al caminar en el zoco del casco antiguo de Damasco, la música de la cafetería del Khan llama la atención, pero, esta vez, hay algo más, muy particular: la celebración de la fiesta de Akito.

El Khan Asaad Bacha es un lugar mágico, excepcional, de pura creación siria.

Al caminar en el zoco del casco antiguo de Damasco, la música de la cafetería del Khan llama la atención, pero, esta vez, hay algo más, muy particular:  la celebración de la fiesta de Akito.


El Khan Asaad Bacha fue construido en 1751 con la intervención de arquitectos de Alepo, con arcos y columnas de color blanco y negro como la piedra siria.

El nuevo año Akito

El Khan Asaad Bacha es un lugar mágico, excepcional, de pura creación siria. Construido en 1751 con la intervención de arquitectos de Alepo, con arcos y columnas de color blanco y negro como la piedra siria, es el lugar ideal para festejar el nuevo año sirio, el primero de abril. Y en 2019 se celebra el inicio del año 6 mil 769 en el calendario sumerio. "Cuando Gregorio II cambió la fecha del nuevo año, pasando del 1º de abril al 1º de enero, la gente estaba completamente perdida, no creía en este cambio, pensando que era una broma. ¡De aquí nació la idea del día de los inocentes! "como lo afirma Ghada Assad Sleiman, directora del Khan.

Esta fiesta duraba más de 20 días en la Antigüedad, y sigue siendo un período festejado en el Norte de Siria.


Alli se expone artesanía en madera, trabajos de cobre, cerámica, mosaicos, y trabajos de mármol; todos productos orientales tradicionales y los derviches para animar la tarde y crear alegría en el corazón del público.

Un año nuevo y con él empieza un nuevo ciclo de la vida después de la temporada de la lluvia y del frio. Es también la fecha para plantar el primer grano de trigo.

"Del trigo se hace pan, unas cestas de paja para ponerlo y acompañarlo de jarras de agua. De un acontecimiento histórico, quisimos crear actividades artísticas y folclóricas. Hacer recordar el pasado, la herencia cultural de Siria. Artesanía en madera, trabajos de cobre, cerámica, mosaicos, y trabajos de mármol; todos productos orientales tradicionales y los derviches para animar la tarde y crear alegría en el corazón del público" dice Ghada .


Desde hace más de 4 años, los ministerios de Cultura, Turismo, Industria y Educación aprovechan este lugar histórico para animar actividades culturales, musicales, exposiciones artísticas, bailes y veladas poéticas.

Actividades variadas por un mundo variado

Desde hace más de cuatro años, los ministerios de Cultura, Turismo, Industria y Educación aprovechan este lugar histórico para animar actividades culturales, musicales, exposiciones artísticas, bailes y veladas poéticas. También desfiles de moda con la escuela Es Mode. espectáculos organizados por la UNRWA para El Día del Inmigrante, y tantos otros proyectos educativos concebidos por la asociación Telan que son dirigidos a los jóvenes para responsabilizarles e incitarle a la curiosidad cultural, a los conocimientos de su patrimonio, herencia de los antepasados, lejos de los problemas cotidianos.


Los provocadores de esta guerra querían destruir la identidad siria, hacer huir sus escombros, pero los nacionales quieren salvar el tejido sirio y mantenerlo vivo.

"Queremos crear curiosidad en el espíritu de los jóvenes. Los ocho años de guerra han cambiado las prioridades de la gente. Cada uno ha perdido algo de sí mismo. Podemos decir que la piedra no es más importante que el ser humano, pero esta piedra es mi identidad, es mi pasado. Y los provocadores de esta guerra querían destruir la identidad siria, hacer huir sus escombros, y nosotros queremos salvar el tejido sirio y mantenerlo vivo", concluye Ghada.