Corrientes neofascistas intentan tomar la América Latina, advierte Nicolás Maduro al clausurar cumbre del ALBA

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, advirtió que corrientes neofascistas intentan tomar la América Latina y amenazan a los pueblos con una escalada militar contra los gobiernos progresistas.

Mandatarios en Cumbre del Alba

Sin embargo, significó que pese a esas corrientes adversas el ALBA se mantiene dispuesta a resistir en la lucha por la soberanía de las naciones latinoamericanas y caribeñas, y es buscada como la representación de la verdad y la defensa de las causas justas.

En el acto central por los 14 años de la fundación del bloque integracionista, el mandatario venezolano aseguró que la declaración final de la XVI Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos(ALBA-TCP), muestra el consenso y el pensamiento revolucionario de los gobiernos.

Ante la presencia del primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro, Maduro calificó la magna cita de intensa, desde donde se pudieron conocer los temas prioritarios y la fuerza moral de sus miembros.

 


Presidentes de los estados miembros del ALBA

Reiteró que la alianza está viva, pero al mismo tiempo conminó a sus integrantes a fortalecer aún más esa plataforma de concertación, cooperación, unidad y solidaridad.

Por otra parte, Maduro recordó los momentos de la fundación de la ALBA, el 14 de diciembre de 2004 en La Habana por los comandantes de las revoluciones cubana, Fidel Castro, y de la bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez.

También rememoró el histórico encuentro, hace 24 años entre Fidel y Chávez en La Habana.

Destacó los logros alcanzados en estos 14 años en los sectores de la educación, la salud con el liderazgo de Cuba, en la energía, la economía, en materia política y de defensa del medio ambiente.

En la cita también estuvieron presentes los presidentes cubano, Miguel Díaz-Canel; de Bolivia, Evo Morales; y de Nicaragua, Daniel Ortega, representantes de los demás miembros de la ALBA-TCP, así como de países invitados.

Participó, además, una amplia representación del pueblo cubano, que colmó la sala principal del Palacio de las Convenciones de La Habana.

En la cita participaron los presidentes de Bolivia, Evo Morales; Venezuela, Nicolás Maduro, y Nicaragua, Daniel Ortega, además del mandatario anfitrión Miguel Díaz-Canel.

Durante la sesión de la mañana acontecida en el salón de protocolo Cubanacán, los jefes de Estado y los líderes de delegaciones de países miembros del bloque regional se pronunciaron por fortalecer la unidad latinoamericana y caribeña.

El primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, aseveró que si el organismo regional no existiera ya hubiera ocurrido una intervención militar contra Venezuela, pese a que no existen razones para esa acción.

"Venezuela no es una amenaza para nadie, no está perturbando la paz mundial, no se encuentra en medio de una guerra civil, no hay ningún tipo de condición del derecho internacional que les permita (a EE.UU.) intervenir en Venezuela", sentenció el mandatario caribeño.

Recordó que hace pocos meses el presidente Donald Trump, respondió a un periodista que no está descartada ninguna opción sobre Venezuela, entre ellas, la intervención militar.

Gonsalves aseguró que estas amenazas deben ser tomadas en serio porque vienen del presidente de la mayor maquinaria militar del mundo y ante esto el ALBA-TCP debe responder con mayor unidad.

Asimismo, destacó que el Caribe se mantiene como una zona de paz y para defender ese contexto es vital que el organismo se mantenga fuerte, bajo los principios de los líderes Fidel Castro y Hugo Chávez.

Por su parte, el primer ministro de la Mancomunidad de Dominica, Roosevelt Skerrit, ratificó la defensa de la soberanía de los pueblos y de la vigencia del ALBA-TCP sobre todo para la defensa de los más vulnerables y marginados.

Mientras, el presidente de Bolivia, Evo Morales, enfatizó que el mejor homenaje a Fidel y a Chávez es continuar sus luchas por la liberación de la región y lograr la paz con justicia social.

El jefe de Estado alertó sobre los intentos de la derecha internacional de frenar la ola de gobiernos progresistas en la zona.
Al respecto, se refirió a la llegada al poder de administraciones de derecha, aunque llamó a no desmoralizarse porque “tenemos a los movimientos sociales”.
Vamos a recuperar democráticamente el espacio perdido, lamentablemente con mentiras y guerras mediáticas los sectores reaccionarios confunden a sectores del pueblo, subrayó.

 


Raúl Castro asistió a clausura de Cumbre del ALBA