Daños y destrucción deja huracán Michael a su paso por EE.UU., mientras Trump andaba en mitin proselitista

Al menos 500 mil hogares y locales permanecen este lunes sin electricidad en los estados norteamericanos de Florida, Alabama y Georgia, mientras la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias advirtió que algunos podrían seguir sin el servicio durante semanas. Por su parte el presidente Donald Trump celebró un mitin durante el huracán, pese a que criticó a su predecesor Barack Obama por hacer lo mismo cuando Sandy en 2012

Huracán provoca destrucción en Florida, Alabama y Georgia.

Al menos 500 mil hogares y locales permanecen este lunes sin electricidad en los estados norteamericanos de Florida, Alabama y Georgia, mientras la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias advirtió que algunos podrían seguir sin el servicio durante semanas.

Reducido la noche del miércoles a tormenta tropical, Michael avanza ahora por Carolina del Sur luego de golpear con fuerza Florida y llevar lluvia y vientos a Georgia.

Hasta ahora se reportan dos fallecimientos a consecuencia de caídas de árboles sobre vivienda, uno en la localidad de Greensboro, Florida, y una niña de 11 años en el condado de Seminole, Georgia.

El impacto catastrófico del meteoro causó apagones generalizados en tres estados, destruido carreteras, viviendas y negocios, derribado o roto incontables árboles y provocado una marejada en la zona costera de Florida que dejó sumergidas algunas casas, con fuertes inundaciones.


Mexico Beach después del huracán Michael

La localidad más afectada fue Mexico Beach, un pequeño pueblo turístico frente al mar que en cuestión de minutos recibió de lleno la marea ciclónica.

Al tocar tierra con una presión de apenas 919 milibares se convirtió en el tercer huracán más intenso de Estados Unidos desde que se tienen registros de estos fenómenos naturales.

En el más reciente reporte del Centro Nacional de Huracanes Michael se movía por la parte oriental de Georgia, con vientos máximos sostenidos de 55 mph (85 km/h).


El presidente Donald Trump en mitin mientras el huracán Michael azotaba al estado de Florida.

Reportes de medios locales indican que el presidente Donald Trump celebró un mitin durante el huracán, pese a que criticó a su predecesor Barack Obama por hacer lo mismo cuando Sandy.

Trump decidió ir a Pennsylvania la pasada noche a su reunión proselitista aunque en ese mismo momento el meteoro seguía azotando parte del sureste del país luego de que llegara a la costa de Florida casi con categoría 5.

El mandatario afirmó a los periodistas que sopesó el cancelar su aparición pero finalmente la mantuvo porque, según él, "miles de personas" ya estaban en fila para el evento.

Trump comenzó su intervención pidiendo rezar por las víctimas de Michael y prometiendo toda la ayuda para las zonas afectadas. Pero luego continuó utilizando la tribuna para atacar a los demócratas y animar a sus simpatizantes de cara a las próximas elecciones.

La decisión de celebrar el mitin contrasta con las críticas que realizó a Barack Obama en 2012, cuando se lanzó contra el expresidente porque mantuvo un acto luego que la tormenta Sandy golpeara la costa este.

"Ayer, Obama hizo campaña con JayZ y Springsteen, mientras que las víctimas del huracán Sandy en Nueva York y Nueva Jersey todavía están sufriendo por Sandy. ¡Incorrecto!", escribió Trump en su Twitter el 6 de noviembre de 2012.