Kamal Khalaf

Periodista

Abadi: No formaré parte de un gobierno que no considere la lucha contra la corrupción como una prioridad

En entrevista con Al Mayadeen, el primer ministro iraquí, Haidar Al Abadi, se refirió a la derrota de la organización terrorista Daesh en el suelo iraquí. Reconoció el presitigio ganado en el combate por las Fuerzas de Movilización Popular. También explicó los avances que en el terreno económico está teniendo Irak. Y se comprometió a luchar contra todas las manifestaciones de corrupción.

El primer ministro iraquí, Haidar Al Abadi.

El primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi dijo que asumió el poder en el país cuando estaba sufriendo un colapso frente a Daesh. Recordó que la victoria sobre esa organización terrorista se logró a lo largo de 3 años, después que el mundo había considerado que la eliminación de Daesh era imposible.

En entrevista con Al Mayadeen, Abadi señaló que un cambio importante se produjo a nivel de ejército y la policía iraquíes, ya sea en cómo tratar con el soldado y el oficial del ejército, o sea sobre el   tratamiento de la fuerza de seguridad a los ciudadanos, e hizo hincapié en que algunas capitales occidentales se sorprendieron por la victoria rápida sobre Daesh hace un año.

El primer ministro iraquí reveló que cuando se declaró la victoria sobre Daesh en 2017, algunas capitales occidentales se pusieron en contacto con sus embajadas para preguntar si las noticias eran   correctas: "¿Es posible que las fuerzas iraquíes llegaron y controlaron la frontera sirio-iraquí tan rápidamente?".

En cuanto a las Fuerzas de Movilización Popular (PMF)/ Al-Hashd Al-Sha'abi, Abadi dijo: "La estructura de las PME ha sido añadida y esto es una ventaja ...Por eso insistí en que la Fuerzas de Movilización Popular lucharan con el ejército y la policía. Las Fuerzas de Movilización Popular están compuestas por miembros voluntarios que no se graduaron en las academias para aprender la ley y el orden, y esto es lo que motiva su entusiasmo y su disposición al martirio. "Yo Quería transmitir esto al ejército".

Con respecto a algunos de las infracciones que ocurrieron durante su presidencia del gobierno, Abadi dijo: "No puedo seguir todos los casos de abuso, y por mi parte, castigaré fuertemente por los casos que me han llegado por medio de informaciones".

Sobre la relación con la región del Kurdistán iraquí, Abadi señaló que no hubo "lucha ni derramamiento de sangre, pero recurrimos a una especie de administración política y de seguridad y gestión militar para evitar enfrentamientos entre hermanos", y agregó: "Mi primera preocupación era no derramar sangre y hacer esto correctamente, y lo logramos al ganar a nuestros ciudadanos e incluso ganar a los Peshmerga a nuestra parte ".

"He hablado consecutivamente con los Peshmerga por días, y nos escucharon y no escucharon a sus líderes, no pelearon, pero lamentablemente sus líderes los llamaban a luchar contra el ejército iraquí " explicó Abadi.

En cuanto a la situación económica, Abadi señaló que la caída de los precios del petróleo que acompañó al colapso militar fue sorprendente. Destacó que Irak mantuvo servicios básicos y apoyo a los agricultores, y señaló que la producción de electricidad ha aumentado significativamente en cuatro años.

"Hoy en día el mercado iraquí tiene muchos productos sellados con etiquetas de fabricación iraquí, comenzamos a cambiar la dirección y el rumbo de la economía", agrega el titular iraquí.


Abadi habló de la lucha contra la corrupción y aseguró que el Estado debe tomar medidas para disuadir la corrupción, "hemos adoptado una serie de procedimientos, mi enfoque fue francamente en la institución de seguridad por lo cual la hemos limpiado a gran escala de la plaga de corrupción porque sin eso no podemos lograr nada".

"No me detuve solo en la lucha contra la corrupción, sino que convertí la lucha contra la corrupción en una metodología en el Estado, comencé a establecer la presencia de jóvenes entusiastas que los formamos, también solicitamos experiencias internacionales en este sentido" precisó el primer ministro iraquí.

Con respecto al lado político, relacionado con las próximas elecciones parlamentarias en Iraq, Abadi enfatizó que su ambición se representa en la existencia de un gobierno sobre la base de competencias independientemente de la afiliación partidista.

"Tengo principios nacionales y tengo un proyecto, no es importante que gobierne o sea primer ministro. El proyecto en el que estamos de acuerdo debe ser aceptado por todos nosotros" dijo Abadi.

Abadi enfatizó que no formaré parte de un gobierno que no considere la lucha contra la corrupción como una prioridad, señaló que el sistema de consenso resultó ser un fracaso porque fue construido sobre los intereses de los partidos a expensas del interés nacional.

Asimismo, hizo hincapié en que los ataques aéreos contra Daesh en Siria continuarán hasta la eliminación de esta organización, “debido a que su presencia es un peligro para Irak y hemos informado a Damasco de eso", según dijo, y agregó que "el Gobierno sirio nos dio su aprobación para realizar nuestras redadas contra Daesh en las áreas fronterizas".