Riad ejecuta a inmigrante indonesia en medio de campaña internacional por muerte de Jamal Khashoggi

Arabia Saudita ejecutó a una inmigrante de Indonesia que trabajaba en labores domésticas porque supuestamente mató a su empleador en defensa propia durante un intento de violación. Este suceso causa una nueva indignación en el país árabe tras las reacciones que provocó la noticia del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado de.Riad en la ciudad turca de Estambul.

Tati Tursilawati fue ejecutado en la ciudad de Taif, en Arabia Saudita, el lunes. Foto: Getty

Tati Tursilawati fue ejecutada este lunes en la ciudad saudita de Taif, sin que su familia o el gobierno de Indonesia fueran informados con anticipación.

La mujer fue condenada a muerte hace siete años por asesinar a su empleador, pero según su testimonio, ella estaba actuando en defensa propia después que el hombre intentó violarla.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, expresó su enérgica condena por el caso y llamó al ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, Adel bin Ahmed al Jubeir.

Por su parte, Lalu Muhammad Iqbal, director del departamento de protección de ciudadanos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Indonesia, calificó la medida de "lamentable". La ejecución de la pena capital "se llevó a cabo sin notificación de ningún tipo, indicó.

Un reporte del diario digital británico Express, reseña que existe una controversia en curso sobre el trato a los trabajadores migrantes en Arabia Saudita y otros estados del Golfo Pérsico.

Es la cuarta vez en tres años que Arabia saudita no informa a Indonesia  sobre la aplicación de la pena capital a un ciudadano indonesio, mientras otros 18 permanecen en el corredor de la muerte en territorio de esa monarquía.

En 2015, Indonesia prohibió a sus nacionales trabajar en el servicio doméstico en en el reino después de que dos mujeres fueron ejecutadas en el mismo año, aunque esto fue revertido.

Migrant Care, una organización benéfica que hace campañas para mejorar el trato de los inmigrantes indonesios, está pidiendo que se vuelva a imponer la prohibición.

La ejecución de Tursilawati se produce en momentos en que el Gobierno saudita enfrenta una intensa presión internacional por el asesinato de Khashoggi, el pasado 2 de octubre.