Lluvia de aplausos al Ballet Nacional de Cuba en Washington

El Ballet Nacional de Cuba (BNC) recibió fuertes vítores por la obra Don Quijote la noche de este martes en la Casa de la Ópera del Centro John F. Kennedy para las Artes Escénicas, de Washington DC, donde volverá a regalarla hoy al público estadounidense.

Lluvia de aplausos al Ballet Nacional de Cuba en Washington

Allí cientos de corazones latieron al ritmo de los movimientos de virtuosos bailarines que se entregaron por entero a la pieza inspirada en la novela Don Quijote de la Mancha, del español Miguel de Cervantes.

La obra con coreografía de la prima ballerina assoluta Alicia Alonso, Martha García y María Elena Llorente, sobre la original de Marius Petipa, y la versión de Alexander Gorski, consiguió conquistar a una audiencia colmada de conocedores del género.

Deslumbrante estuvo la primera bailarina Viengsay Valdés en el papel de Kitri, que le ha dado grandes éxitos internacionales y con el cual volvió a enamorar al público norteamericano, ante el cual lo representó antes.

Por su parte, Dani Hernández, primer bailarín del BNC, se mostró impecable en su interpretación de Basilio y, junto a Valdés, arrancó ovaciones en varios momentos, sobre todo en el Grand pas de deux del tercer y último acto.

Pero más allá de las electrizantes ejecuciones, quizás el momento más emocionante de la velada fue cuando se anunció la presencia de Alicia Alonso en la Casa de la Ópera.

En el momento en que se conoció que allí se encontraba la fundadora y directora de la compañía, los presentes se pusieron de pie y dieron un prolongado aplauso.

Las ovaciones fueron aún mayores cuando, al término de la función, Alicia, de 97 años, subió al escenario junto a los miembros de su conjunto para saludar al público, que destilaba gozo por saberse en presencia de una leyenda del arte universal.