Tranquilidad en lado libanés, confirma declaración militar

Tras anunciar el enemigo israelí al amanecer de hoy, el lanzamiento de la Operación " Escudo Norte" sobre los supuestos túneles en la frontera sur, el comando del Ejército confirmó que la situación en el lado libanés está tranquila, estable, y se monitorea de cerca.

Efectivos del Ejército libanés.

Las unidades del Ejército desplegadas en la zona están realizando sus misiones habituales a lo largo de la frontera en cooperación y coordinación con la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano (FPNUL), para evitar cualquier escalada o desestabilización en la zona.

El ejército está completamente preparado para enfrentar cualquier emergencia, subrayó la declaración.

OCUPANTE EN BUSCA DE TÚNELES 

"No vemos ningún rastro de los mecanismos de ocupación en el otro lado de la frontera", dijo la corresponsal de Al Mayadeen en las cercanías fronterizas, y señaló que "el movimiento es más de lo normal en el sur del Líbano".

Por su parte, la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas para el Líbano (FPNUL), confirmó que la situación en el sur sigue siendo tranquila a pesar del hecho de que “Israel” ha iniciado un proceso para descubrir los túneles de Hizbullah.  

Anteriormente, la agencia de noticias Reuters citó al ejército israelí con el anuncio del inicio de la Operación Escudo Norte para descubrir túneles construidos por Hizbullah desde el Líbano hasta (Israel).

El ejército de (Israel) confirmó que no trabajaría en el lado de El Líbano, mientras que su portavoz, Avichai Adre'i, dijo que "el ejército está al tanto de una serie de túneles que cruzan (Israel)".

"Consideramos las actividades de Hizbullah como una flagrante violación de la autoridad israelí", enfatizó el vocero.

Entretanto, medios de comunicación israelíes describieron como traquila la situación en la frontera norte de (Israel) y del lado libanés.

Las fuerzas castrenses comenzaron la noche del lunes una operación de ingeniería a gran escala para detectar y destruir los túneles de Hizbullah, por lo que varias áreas adyacentes a la cerca fueron declaradas como zonas militares cerradas.

Asimismo y según los medios israelíes, el primer ministro Benjamín Netanyahu instruyó a los ministros a no dar entrevistas o declaraciones  sobre la operación de detección de túneles