Brasil: Haddad en la pelea, revés para ultraderechista Bolsonaro una segunda vuelta electoral

La realización de una segunda vuelta para la elección del futuro presidente de Brasil la perciben como un revés para el candidato de la extrema derecha Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), quien afirmó que ganaría en la consulta de este 7 de octubre.

Izquierda y derecha se enfrentarán en segunda vuelta de elecciones en Brasil.

El excapitán del Ejército montó una gran operación con apoyo de poderosos intereses económicos, financieros, de los monopolios mediáticos, e inclusive con acciones ilegales, para intentar la victoria en el primer turno y aún así no lo consiguió, destacó en un editorial el portal Vermelho, del Partido Comunista de Brasil (PCdoB).

De otro lado, agregó, la fórmula de la coalición El pueblo feliz de nuevo, que conforman Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT) y Manuela D´Avila, del PCdoB, tiende a fortalecerse y transformarse en un gran movimiento de masas antifascista.

En ese sentido, la publicación colocó como el desafío más inmediato la formación de una alianza que abarque el espectro político de mayor amplitud posible, en la cual quepan, literalmente, todas las fuerzas dispuestas a construir una sólida barrera con condiciones de impedir el paso del fascismo en las urnas, el próximo día 28.

Un frente que absorba diferentes propuestas; dialogue con variados sectores de la población; una diversas banderas y amarre un proyecto de defensa de la nación, teniendo como base el programa de la coalición; un movimiento que sea genuinamente democrático, popular y patriótico, definió.

Poco después de confirmarse la víspera la disputa de una segunda vuelta, Haddad alertó que hay muchas cosas en juego y en riesgo en el país, incluyendo el propio pacto de la Constituyente de 1988.

Manifestó además que su propósito será unir a todos los que defienden la democracia y acometer un amplio proyecto que busque, de forma incasable, la justicia social y asegure la soberanía nacional y popular -dos conceptos hermanos, dijo- por encima de cualquier interés.
Reconoció también sentirse desafiado por los resultados de la votación de este domingo, e insistió en que el hecho de poder concurrir al segundo turno 'abre una oportunidad de oro' que debe ser aprovechada con sobriedad y sentido de la responsabilidad.
Con el 96,06 por ciento de las urnas escrutadas, se dio por hecho que el ex capitán del Ejército y representante del PSL, con un 46,66 por ciento de los votos (47 millones 967 mil 198), y Haddad, con un 28,43 por ciento (29 millones 219 mil 983) disputarían en segunda vuelta el sillón presidencial del Palacio de Planalto.
El tercer colocado fue el presidenciable del Partido Democrático Laborista (PDT, por sus siglas en portugués), Ciro Gomes, con 12,52 por ciento y 12 millones 871 mil 483 sufragios.

Para estos comicios fueron convocados unos 147,3 millones de electores que tendrán la responsabilidad de elegir al sucesor de Michel Temer, quien llegó al poder tras un polémico impeachment contra la entonces presidenta electa, Dilma Rousseff.

La ausencia de Luiz Inácio Lula da Silva en la carrera presidencial es el hecho sobre el que orbitaron las elecciones de este domingo en Brasil: su salida le dio ventaja a Bolsonaro y puso a prueba el liderazgo de Haddad.

Una segunda vuelta podría traer sorpresas el próximo día 28. Además del presidente y vicepresidente de la República, serán electos los 27 gobernadores, 54 senadores, 513 diputados federales, 24 distritales y mil 035 estaduales.