Ultraderecha gana en Brasil

Más de 147 millones de brasileños fueron convocados a las urnas este domingo al balotaje más importante de la historia del país en los últimos años. El resultado le dio el triunfo Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL).

Ultraderechista Jair Bolsonaro gana elecciones en Brasil

dEl excapitan del ejército que tanta mano dura prometió alcanzó el 55,24 por ciento de los votos y superó de esa forma al candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, quien obtuvo el 44,76 por ciento, de aacuerdo a los resultados oficiales publicados por el Tribunal Superior Electoral, con el 99,27 por ciento de los votos escrutados.


Cambio de rumbo en Brasil

En sus primeras palabras poco después de ser proclamado ganador del segundo turno de las elecciones, el  ultraderechista dijo saber "para dónde queremos ir" y afirmó que "juntos cumpliremos la misión de rescatar a Brasil".
Bolsonaro sostuvo que es necesario acostumbrarse a convivir con la verdad y acotó que el pueblo -al cual le agradeció su confianza y apoyo- tiene que saber lo que sucede en el país.
Manifestó también que los grandes medios de comunicación estuvieron criticándolo casi todo el tiempo, colocándolo incluso "en una posición casi vejatoria".
El presidente electo consiguió más de 57 millones 160 mil votos y Haddad, más de 46 millones 130 mil votos.

En Santa Catarina, el ultraderechista tuvo el respaldo del 75,99 por ciento de los electores, por un 24,01 por ciento Haddad. La ventaja también fue ostensible en Rondonia (71,48-28,52), Roraima (70,46-29,54), Acre (70,76-29,24), el Distrio Federal (69,99-30,01) y Sao Paulo (68,09-31,91).
Haddad, en tanto, barrió en Piauí con el 76,67 por ciento de los sufragios, por 23,33 Bolsonaro. En Bahía ganó 72,28-27,72; en Maranhao por 71,75-28,25; y en Ceará por 70,70-29,30.
De los más de 147 millones de electores convocados a las urnas, un 21,15 por ciento no concurrió; 7,44 por ciento de los votos fueron nulos y 2,15 votaron en blanco.

El ultraderechista no asistió a ninguno de los debates presidenciales y su campaña se enfocó en el desprestigio de Haddad en redes sociales. Esta ola de fake news (noticias falsas) ha generado dudas sobre la claridad del proceso electoral.

Aunque se declara nacionalista, las propuestas de Bolsonaro apuntan a una política económica entreguista al sector privado. Bolsonaro tomaría posesión de la presidencia el 1 de enero de 2019 para el período comprendido hasta enero de 2023.