Candidato opositor venezolano desconocerá resultados de elecciones del 20 de mayo

Bien temprano el candidato opositor para las presidenciales del 20 de mayo en Venezuela Henri Falcón dejó claro que desconocerá la voluntad popular expresada en las urnas de ganar otro aspirante, con lo cual incumpliría con el acuerdo de garantías electorales firmado recientemente.

Candidato opositor venezolano desconocerá resultados de elecciones del 20 de mayo

El político que cambió casaca –del chavismo a la oposición- amenazó con que el mecanismo de lucha para obtener el poder se transformará en exigencia en las calles si no gana la venidera contienda democrática.

Al menos eso fue lo que dijo Falcón en entrevista vía telefónica al programa En Sintonía, de Unión Radio, en el cual también advirtió que exhortaría a la comunidad internacional para que se sume a su plan postelectoral de salir derrotado.

El exgobernador del estado de Lara reiteró que no retirará su candidatura presidencial, pese a la lluvia de críticas de la mayoría del antichavismo, que decidió boicotear los comicios con su no participación en la contienda alegando anticipadamente un presunto fraude.

“Yo no voy a retirar la candidatura y en eso quiero ser categórico”, subrayó en su entrevista radial.

“Yo no voy a retirar la candidatura y en eso quiero ser categórico”

Falcón carece del apoyo de agrupaciones políticas de derecha tradicionales e incluso de integrantes de Copei (acrónimo de Comité de Organización Política Electoral Independiente), uno de los partidos que supuestamente junto a Avanzada Progresista (AP) y Movimiento Al Socialismo (MAS) avalan su candidatura.

El vicepresidente de Copei, Walter Aranguren, dijo que a Falcón no se escogió en el congreso social cristiano como aparece en los estatutos del partido y “lo escogió una persona que todavía no sabemos quién es”, agregó.

“lo escogió una persona que todavía no sabemos quién es”

Con su actual actitud, Falcón incumpliría el acuerdo de garantías electorales que firmó hace poco junto a otros aspirantes a la presidencia de Venezuela ante el Consejo Nacional Electoral, en el que se comprometieron a aceptar el resultado del 20 de mayo.

Mediante el convenio –según recordó Prensa Latina-, el gobierno y la oposición aceptaron, entre los puntos principales, rechazar el uso de la violencia como instrumento de fuerza para alcanzar el poder, lo que significa la validación del voto como método para dirimir las contiendas políticas.