Emir de Qatar: Economía nacional se fortalece como resultado de la crisis de naciones árabes

Al-Thani señaló que diversificar los recursos de la economía en lugar de depender del petróleo tuvo un papel en superar las sanciones impuestas por algunos países árabes.

El emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al-Thani.

El emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al-Thani, afirmó que el Consejo de Cooperación del Golfo no logró sus objetivos y que la economía de su país se ha fortalecido como resultado de la crisis con otros países árabes.

Al-Thani señaló que diversificar los recursos de la economía en lugar de depender del petróleo tuvo un papel en superar las sanciones impuestas por algunos países árabes.

"El estado ha seguido una política fiscal prudente para superar los bajos precios de la energía, y el gasto del gobierno bajó un 20 por ciento este año en comparación con el año pasado", dijo bin Hamad al-Thani.

También destacó que su país continuará desarrollando las industrias de petróleo y gas, y mantendrá su posición como el mayor exportador de gas natural licuado del mundo.

Además, advirtió de alterar la soberanía de su país y dijo que "con ello no se logrará la seguridad y la estabilidad de la región".

En otro contexto, el Emir de Qatar subrayó que "no habrá una solución militar para la situación en Yemen".

El Consejo de la Cooperación del Golfo (GCC), fue fundado en 1981. Agrupa seis Estados de la Península Arábiga: la propia Arabia Saudita, sus pequeños vecinos, costeros del Golfo, Kuwait, Bahréin, Qatar y Emiratos Árabes Unidos, y Omán, en las orillas del Índico.

En 1982, los miembros del GCC establecieron las Fuerzas Conjuntas del Escudo Peninsular, una unidad de tropas estacionada en Arabia Saudita. Tuvo un rol apenas simbólico en la liberación de Kuwait en 1991, encabezada por las fuerzas estadounidenses y el GCC apoya sólo de forma diplomática la reivindicación emiratí sobre tres islotes en el Golfo, actualmente controlados por Irán.

La más reciente intervención de la fuerza conjunta se dio en marzo de 2011, al estallar la Primavera Árabe en Bahrein. Tras un mes de protestas, Manama pidió ayuda militar y policial a sus socios del Consejo de Cooperación del Golfo y la revuelta fue aplastada por mil soldados sauditas y 500 emiratíes.

La unidad diplomática, sin embargo, quedó rota en marzo de 2014, cuando Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Bahrein, así como Egipto, que no es miembro del CCG, rompieron relaciones diplomáticas y comerciales con Qatar en junio, acusando al país de apoyar a grupos terroristas y a Irán. Por su parte, Doha siempre negó tales acusaciones.