Modifican proteína que borra daño provocado por el alzheimer

El estudio fue realizado en células humanas y representa una esperanza en el tratamiento de esta enfermedad.

Alrededor de 14 millones de personas en todo el mundo padecen la enfermedad de Alzheimer

Científicos del instituto Gladstone de San Francisco (Estados Unidos) lograron modificaron con éxito una proteína relacionada con la enfermedad de Alzheimer, cambiándola a una forma más inocua que les permitió “borrar” el daño en las células cerebrales.

 

Este logro tiene particular importancia porque la investigación no se llevó a cabo con ratones sino con células humanas. El estudio fue publicado en la revista Nature.

 

Los investigadores tomaron células madre de pacientes con alzhéimer que presentaban dos copias del gen apoE4, así como células madre de dos voluntarios sanos, quienes también tenían un par del gen apoE4. Luego, utilizaron las células madre para desarrollar células cerebrales (neuronas).

 

Gracias al estudio de dichas neuronas, el equipo pudo identificar, exactamente, por qué apoE4 aumenta el riesgo de la enfermedad de Alzheimer en esos individuos. Se reveló que el gen apoE4, que es responsable de la producción de una proteína del mismo nombre, aumenta además la producción de la proteína beta amiloide.

 

La proteína beta amiloide, por su parte, es capaz de agruparse en placas que ‘interrumpen’ la comunicación neuronal y de esa manera causar síntomas asociados con el alzhéimer como, por ejemplo, problemas cognitivos.

 

Hoy sabemos que esto se debe a que el gen apoE4 -que crea la proteína apoE4- aumenta la producción de la proteína beta-amiloide. No obstante, el hallazgo sorprendió a los investigadores, pues la presencia del gen apoE4 en modelos ratoniles no incrementa la producción de beta-amiloide.

 

El aumento en la producción de beta-amiloide es importante porque, en algunos casos, esa proteína se aglomera y forma placas. Esas placas pueden interrumpir la comunicación entre las neuronas y, a su vez, causan muchos de los síntomas relacionados con la enfermedad de Alzheimer, como los problemas cognitivos.

 

Una vez que el equipo confirmó que la presencia de apoE4 promovía la enfermedad de Alzheimer, se puso a trabajar en la prevención el problema. Y así, desarrolló un método para modificar la estructura de la proteína apoE4, a fin de volverla inocua. Esto “borró” todo el daño de la enfermedad de Alzheimer y contribuyó a incrementar la supervivencia de las neuronas en el modelo celular humano.

 

Aunque los resultados son prometedores, la investigación no representa un tratamiento, al menos por ahora. Los investigadores ya están trabajando para convertir sus hallazgos en un compuesto que pueda utilizarse en el nivel industrial.

 

Alrededor de 14 millones de personas en todo el mundo padecen la enfermedad de Alzheimer aguda. Al final, la enfermedad primero borra la memoria y la personalidad de la persona antes de morir después de una fase de epilepsia apenas consciente, un proceso que es muy difícil de soportar tanto para el paciente como para su entorno.