Saad: Partes políticas libanesas mantienen vínculos con fuerzas regionales e internacionales que retrasan la formación del gobierno

El diputado y secretario general de la Organización Popular Nasserista, Osama Saad, expresó que "los criterios doctrinales y sectarios que prevalecen en la formación de un gobierno son el resultado de los ciclos electorales anteriores, y las soluciones propuestas son arreglos temporales y sujetos a acuerdos también doctrinales y sectarios que llevan al país en la espiral de una crisis de gobernación".

El diputado y secretario general de la Organización Popular Nasserista, Osama Saad.

El diputado  y  secretario general de la Organización Popular Nasserista, Osama Saad, en entrevista con Al Mayadeen para el programa "El diálogo de la Hora, preguntó ¿cómo puede el Parlamento ejercer su labor de supervisión, si sus miembros forman parte del  gobierno? Destacó que la solución es trabajar para establecer  un estado civil democrático, moderno y lejos del Estado de granjas y cuotas.

Saad señaló que "los criterios doctrinales y sectarios que prevalecen en la formación de un gobierno son el resultado de los ciclos electorales anteriores, y las soluciones propuestas son arreglos temporales y sujetos a acuerdos también doctrinales  y sectarios que llevan al país en la espiral de una crisis de gobernación".

Asimismo, abordó también el retraso en la formación del gobierno después del transcurso de  casi siete semanas de encargar al  primer ministro Saad Hariri su formación.

El parlamentario libanés agregó que hay partes  políticas en el país que mantienen   enlaces con fuerzas regionales e internacionales que retrasan la  formación del gobierno.

Apuntó que las condiciones económicas del pueblo libanés se deterioran  y es el primer afectado por tal retardo.

Añadió que el sistema democrático exige que haya un gobierno que gobierne, y una  oposición cuya función es supervisar y pedir rendición de cuentas. Al mismo tiempo, señaló que la estructura de El Líbano, que constituye  un Gobierno de Acuerdo Nacional,  interrumpe  el proceso democrático y esta es una mala situación.

Saad, preguntó, ¿cómo puede el Parlamento ejercer su labor de supervisión, si sus miembros forman parte del gobierno?

En cuanto a las tendencias de algunos diputados de la oposición del  Movimiento del Futuro, Saad  reveló su  desacuerdo con ellos y explicó: "Mi diferencia  con las tendencias de los oponentes  sunitas  radica en mi rechazo a seguir con  los valores sectarios. Agregó que el diputado es el representante de  la gente y el carácter​​ sectario de los diputados contradice al  espíritu de la Constitución.

“Quien se opone al primer ministro Hariri tiene que realizar este papel en la oposición y no dentro del  Gobierno", subrayó.

También hizo hincapié en que la solución es trabajar para crear un Estado civil,   democrático, moderno  y alejado del concepto del Estado de granjas y cuotas.

Además, consideró que "la administración de El Líbano es cómplice de  las mafias responsables de la crisis de la basura en todo El Líbano, porque la administración negocia y protege a  las mafias en lugar de imponer normas ambientales adecuadas, además de eso hay instituciones que operan en el sector de residuos que no tienen licencias oficiales y no se juzgan por sus infracciones".

En cuanto a la difícil situación económica en El Líbano, dijo  que "el desempleo ha empujado  a los jóvenes libaneses a la  inmigración sea cual sea el  precio y los  funcionarios se preocupan solo por sus propios intereses".

Sobre los desarrollos recientes en Siria, destacó que ese país ha permanecido firme contra  el  sistema estadounidense - israelí -árabe.

Finalmente, llamó a las fuerzas nacionales y progresistas en el mundo árabe a ejercer su papel y volver a poner las cosas en la dirección correcta, después de todo lo que ha pasado y está pasando en el mundo árabe".