Senado de EE.UU. le pone punto final al apoyo militar a Arabia Saudita en su guerra contra Yemen

El senado de Estados Unidos aprobó una resolución que pone fin al apoyo militar y logístico a la coalición de países que encabeza Arabia Saudita en la guerra de Yemen.

Senado de Estados Unidos

Con 54 votos a favor y 46 en contra, el Senado de Estados Unidos (EE.UU.), de mayoría republicana, aprobó este miércoles una resolución que pone fin al apoyo militar y logístico estadounidense a la coalición de países que encabeza Arabia Saudita en su guerra contra Yemen.

La iniciativa, que incluye el retiro del respaldo de EE.UU. a cualquier ataque aéreo saudita que no cuente con aprobación del Congreso, deberá ser ratificada en la Cámara de Representantes de mayoría demócrata, donde se estima su aprobación como algo muy probable, informó TeleSUR.

En este sentido, el senador Mike Lee urgió a sus colegas parlamentarios de la Cámara Baja a aprobar la resolución. “Estamos ayudando a un país extranjero a bombardear a sus adversarios en lo que es, sin duda alguna, una guerra”, advirtió el legislador.

Aún se desconoce la posición que tomará el presidente Donald Trump, que pudiera vetar el proyecto si este se convierte en Ley con la venia de ambas cámaras del Congreso.

Desde el comienzo del conflicto bélico en Yemen en marzo de 2015, Washington presta apoyo en armamentos, logístico y de inteligencia al régimen saudita y sus aliados, en sus objetivos por reponer en el poder al expresidente yemenita, Abdu Rabu Mansur Hadi, y aplacar la insurgencia de los hutíes organizados en el movimiento popular Ansar Allah.

Los crímenes de guerra cometidos por la coalición que encabeza Arabia Saudita fueron perpetrados en la mayoría de los casos con aeronaves y bombas de fabricación estadounidense, denuncian organismos de derechos humanos yemenitas.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó a principios de este año que al menos seis mil 700 niños murieron, resultaron heridos o mutilados en Yemen, debido a los ataques de la alianza.

Hasta finales de 2018, la Organización de las Naciones Unidas cifró en 16 mil las víctimas fatales de la guerra y declaró que el empobrecido país árabe registra la mayor crisis humanitaria del mundo.