Libro de Woodward reconoce la vulnerabilidad israelí frente al poder militar de Hizbullah

El miembro del NSC derrocado y el halcón de Irán expresaron su preocupación de que el grupo terrorista respaldado por Irán pueda llevar a los EE.UU. a una guerra "catastrófica" en Medio Oriente

Efectivos de Hizbulah durante una revista militar.

Al comienzo de la administración Trump, los altos funcionarios estaban preocupados de que Israel no pudiera defenderse contra Hizbullah.

Un miembro del personal del Consejo de Seguridad Nacional advirtió que ello podría conducir a una devastadora guerra en Medio Oriente, según el nuevo libro de Bob Woodward.

En "Fear: Trump in the White House", el veterano periodista del Washington Post detalla cómo un analista de inteligencia asignado al portafolio de Medio Oriente en febrero de 2017 expresó su profunda ansiedad por la expansión del arsenal militar de Hizbullah.

Según el reporte de Time of Israel, Hizbullah era sustancialmente más fuerte que durante la Segunda Guerra de El Líbano en 2006, lo que evidencia la vulnerabilidad militar israelí, incapaz de defenderse contra una avalancha de ataques de proyectiles.

De acuerdo con Woodward, Hizbullah era un proxy perfecto para que Irán lo usara para presionar y atacar a Israel, cuyas bases aéreas podrían ser bombardeadas con cohetes.  “Las defensas israelíes de Iron Dome, los misiles David Sling y Arrow serían inadecuadas", dijo.

Harvey, un ex coronel del ejército y halcón de Irán, organizó una reunión con el yerno y consejero principal del presidente estadounidense, Donald Trump, Jared Kushner.

"La preocupación número uno de Harvey en el Medio Oriente era Hizbullah", escribe Woodward sobre esa conversación.

"La inteligencia mostró que Hezbolá tenía más de 48 mil militares de tiempo completo en El Líbano, donde presentaban una amenaza existencial para el estado judío", continúa. "Tenían 8 mil fuerzas expedicionarias en Siria, Yemen y unidades de comando regionales".

Harvey señaló que "Hizbullah tenía unos impresionantes 150 mil cohetes". En la guerra de 2006 contra Israel, solo habían tenido 4 mil 500 ".

Asimismo, argumentó que la acumulación de estos activos aumentó la posibilidad de una guerra catastrófica que enredaría a los Estados Unidos y causaría un malestar más amplio.

"Un conflicto iraní-israelí atraería a los Estados Unidos y desestabilizaría los esfuerzos para lograr la estabilidad regional", enfatizó, según Woodward.

Harvey eventualmente le envió un informe al presidente Trump, quien, en ese momento, estaba sopesando que Estados Unidos nos diera el acuerdo nuclear, pero aún no lo había hecho.

"Harvey le recalcó esto a Kushner con firmeza: la nueva administración de Trump no estaba preparada para lo que podría suceder", agrega Woodward.

Harvey terminó reuniéndose con altos funcionarios israelíes del Mossad en Washington en julio, pero no se materializó ningún plan para contrarrestar el crecimiento de Hizbullah.

"McMaster, enojado con Harvey, no lo dejó avanzar".

Más tarde, McMaster despidió a Harvey. El ex asesor de seguridad nacional finalmente fue derrocado por el presidente Trump en marzo de 2018.

Aunque nunca se llegó a un nuevo acuerdo formal entre EE. UU. e (Israel) respecto a Hizbullah, al menos no públicamente, los funcionarios de la administración sintieron que se llegó a un acuerdo con Arabia Saudita en el viaje de Trump en mayo de 2017. Mil millones de armas se ocupan del reino real, un feroz adversario de Teherán.