Cazas rusos y sirios embisten contra posiciones terroristas en Idlib y Hama

Aviones cazas de Rusia y Siria realizaron este domingo nuevos bombardeos contra las posiciones terroristas en Idlib (noroeste) y el norte de Hama (oeste).

Cazas rusos y sirios atacan posiciones terroristas en Idlib y Hama

Así lo informaron residentes locales y equipos de rescate, según los cuales, helicópteros del Ejército sirio lanzaron barriles bomba, cargados con explosivos y metralla, contra objetivos terroristas en Al-Habit y Abdin (sur de Idlib), y otras localidades de la misma región, reportó HispanTV.

Por otro lado, los cazas rusos efectuaron ataques aéreos contra las posiciones de los extremistas en Al-Latamneh y Kafr Zeita, en el norte de Hama.

La agencia siria oficial de noticias, SANA, declaró esta misma jornada que unidades del Ejército sirio lanzaron intensos ataques contra las guaridas fortificadas y agrupaciones del grupo terrorista Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham) y sus bandas afiliadas en el campo norte de Hama.

También informó que las fuerzas del Ejército sirio destruyeron un blindado y un depósito de municiones de los extremistas afiliados al Frente Al-Nusra en la localidad de Kafr Zeita.

El Ejército sirio bombardeó igualmente los lanzacohetes utilizados por los terroristas para atacar a las comunidades cercanas y dio de baja a cinco extremistas, entre ellos dos cabecillas, a las afueras de Kafr Zeita.

Las tropas de Damasco, tras recuperar el control de las zonas sureñas y centrales de Siria, han centrado su atención en el norte de las provincias de Hama e Idlib, donde tienen planeado lanzar una operación antiterrorista que será, muy probablemente, una de las más duras debido a la gran concentración de terroristas.

Entre los grupos terroristas activos en Idlib, Hayat Tahrir Al-Sham, la rama local de Al-Qaeda, controla el 60 por ciento de la provincia y cuenta con un tercio de los 30 mil extremistas que los expertos contabilizan allí.

Mientras, el canal Al Mayadeen notificó que este domingo un nuevo grupo de desplazados salió del Líbano rumbo a Siria, bajo la continua supervisión de las autoridades locales para facilitar el retorno voluntario a través de los cruces  de al-Manaa, al-Abudiyah  y al-Zimrani.