EE.UU. perdió la oportunidad, no hay caminos para otras negociaciones, afirmó la RPDC

Revelaciones oficiales sobre interioridades relacionadas con el segundo cara a cara entre el presidente del Comité de Estado Corea, Kim Jong Un, y el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump.

Kim-Trump

Estados Unidos perdió una oportunidad de oro en la reciente Cumbre de Hanoi, y por ahora no hay caminos para otras negociaciones, aseveró la vicecanciller de Corea del Norte, Choe Son Hui.
Los pronunciamientos fueron hechos ante todo el cuerpo diplomático acreditado en Pyongyang, la capitalde la República Popular Democrática de Corea (RPDC) y la prensa extranjera acreditada.
Según Prensa Latina, en ese contexto tuvieron lugar las primeras revelaciones oficiales acerca de interioridades relacionadas con el segundo cara a cara entre el presidente del Comité de Estado Corea, Kim Jong Un, y el mandatario de EE.UU., Donald Trump.
Choe Son Hui, reconoció que resulta difícil conciliar un texto de paz entre dos países envueltos técnicamente en guerra desde hace poco más de 70 años.
Reveló que Kim dijo a Trump que después de 260 días del acuerdo de Singapur, necesitaba la máxima paciencia y esfuerzo para llegar a Vietnam y Estados Unidos se apareció en Hanoi sin nada concreto, solo con el fin de ganar resultados políticos para su país.
Opinó que los encuentros de finales de febrero pasado en la capital vietnamita pusieron al descubierto las verdaderas intenciones de Washington en la cita de Hanoi, que fueron, dijo, de marcado interés político.
Manifestó que el presidente estadounidense estaba de acuerdo en incluir en el documento que debió firmarse el 28 del pasado mes la frase de "se podrán aumentar las sanciones si la RPDC reanuda las actividades nucleares".
Sin embargo, el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el asesor de Seguridad Nacional norteamericano, John Bolton, no estuvieron de acuerdo y arruinaron lo que pudo ser el documento final de aquella cita.
A partir de entonces los dirigentes de EE.UU., sobre todo Bolton, hablan muy mal de la RPDC.
La diplomática coreana aclaró que respecto al levantamiento de sanciones, lo planteado por Kim fue el levantamiento parcial de sanciones, es decir aquellas que afectaban al pueblo y a la economía.
De esa manera desmintió al presidente Trump, quien afirmó en Hanoi ante periodistas que la máxima delegación coreana le había solicitado el levantamiento total de las sanciones.
Recordó que en cada una de las sanciones aprobadas por el Consejo de Seguridad contra Pyongyang se aclara que "de acuerdo al comportamiento de la RPDC, se podían reducir las sanciones" y esa frase no se estaba cumpliendo.
En respuesta a una interrogante de un embajador occidental, manifestó que no tiene rango para decir si su país retomaría los ensayos nucleares o se esta preparando para ello.
Dijo a los presentes que en el viaje de regreso Hanoi-Beijing-Pyongyang, el presidente del Partido del Trabajo de Corea le aseguró que no haría falta más un tan largo viaje en tren.
Choe Son Hui, a cargo de las relaciones con EE.UU. en la cancillería de Corea del Norte, recordó que el 12 de junio anterior en Singapur, su país planteó rutas concretas para resolver los problemas que obstaculizan las relaciones bilaterales con Washington y el tema, evidentemente no ha sido resuelto, ni entendido por la contraparte estadounidense.