El Líbano puede recurrir a Siria para resolver su crónica crisis de energía eléctrica

El embajador de Siria en El Líbano, Ali Abd al-Karim, declaró que su país está preparado para suministrar más energía eléctrica a la nación de los cedros.

El Líbano puede recurrir a Siria para resolver su crónica crisis de energía eléctrica

En declaraciones publicadas hoy por el diario local Al-Akhbar, Al-Karim expresó que las empresas sirias podrían incrementar de inmediato de 300 a 350 megavatios el suministro a los usuarios libaneses y a largo plazo llegar hasta 800 e incluso mil.

Esas últimas cifras, "requieren de algunas mejoras en la red eléctrica libanesa, y en menor medida en la red siria", apuntó.

Desde agosto pasado, las centrales sirias comenzaron a suministrar 300 megavatios al circuito libanés a través de líneas de alta tensión intactas, pese al conflicto en desarrollo.

Ese suministro energético se basa en un contrato firmado por el ministro libanés de Finanzas, Ali Hasan Khalil, y miembro del bloque que lidera el Presidente del Parlamento Nabih Berri, para comprar electricidad al país vecino. Los expertos comentan que ese acuerdo con Siria resulta más barato y factible a la economía libanesa que la electricidad tributada por embarcaciones turcas surtas en alta mar.

El Líbano alquila dos barcazas turcas, ancladas por separado frente a la costa de Jiyyeh, al sur de Beirut, y frente a la costa de Zouk Mikael, al norte de la capital, que con todo su potencial no garantizan el consumo nacional.

La nación de los cedros en pleno sufre cortes energéticos diarios de un mínimo de tres horas en la capital y a veces de más, en otras partes del país.