Estados Unidos justificó en Perú agresión a Siria

Como era de esperar, al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, no le alcanzaría el tiempo cuando tomó la palabra en la VIII Cumbre de las Américas, celebrada este fin de semana en Lima, capital peruana, para justificar la agresión a Siria.

Estados Unidos justificó en Perú agresión a Siria

Pence aprovechó la ocasión para defender el cruel bombardeo llevado a cabo por su país, Reino Unido y Francia bajo el pretexto de un supuesto ataque con armas químicas por parte del Ejército sirio en la ciudad de Duma.

Siguiendo a pie juntillas a su presidente Donald Trump, Pence llamó “monstruo” al legítimo mandatario de Siria, Bashar Al Assad, e intentó presentar el ataque -repudiado por la mayoría de la comunidad internacional- como un éxito de la actual administración en la Casa Blanca.

El sustituto de Trump en la VIII Cumbre también arremetió contra Cuba y Venezuela.

Calificó a los sistemas sociales de ambas naciones soberanas como “represivos” y trató de mostrar a los Estados Unidos como “libertador” de los pueblos de Cuba y Venezuela, en lo que no pocos observadores asocian con el resurgimiento de la Doctrina Monroe (América para los americanos).

Lejos de referirse a las sanciones y bloqueos que su gobierno impone contra Cuba y Venezuela, el vicepresidente estadounidense echó más veneno en su discurso.

En su extenso y bélico discurso, Pence insistió en que los países “democráticos” de América Latina son aquellos que apoyan la “diplomacia” que impone Estados Unidos a través de herramientas como la OEA, organismo hemisférico que ya perdió legitimidad ante los pueblos de América Latina y el Caribe.

Pero la respuesta de Cuba no faltó -firme, contundente- en voz del canciller Bruno Rodríguez, quien al hacer uso del derecho a réplica en la VIII Cumbre, le espetó a Pence ser un ignorante de la realidad.

Rodríguez, recordó la responsabilidad de Estados Unidos en los abusos más brutales ocurridos en este continente y afirmó que su vacío moral no puede ser referencia para América Latina y el Caribe.

El diplomático acusó al enviado de Washington de referirse de manera insultante hacia Cuba y Venezuela, incluso en ausencia del presidente Nicolás Maduro, vetado de participar en la reunión.

“Es nada democrático atacar a Venezuela y mencionar al presidente Nicolás Maduro cuando ha sido excluido y no está aquí para responderle”, le reprochó Rodríguez a Pence.

“Es nada democrático atacar a Venezuela y mencionar al presidente Nicolás Maduro cuando ha sido excluido y no está aquí para responderle”

Asimismo, dijo que asumió una actitud humillante hacia América Latina y el Caribe, pues carece de moral ya que en los últimos 100 años los gobernantes estadounidenses “cargan con la responsabilidad por los abusos más brutales” perpetrados en el hemisferio en materia de derechos humanos.

Recordó el canciller que todos los gobiernos despóticos de la región, sin excepción, han sido impuestos o recibido apoyo de Estados Unidos, incluidas las más crueles dictaduras militares.

Por ello el diplomático aludió a la tristemente célebre Operación Cóndor, a través de la cual asesinaron o desaparecieron a miles de personas o el golpe de Estado de 1973 en Chile.

El país de Pence ha sido el único en usar el arma nuclear contra civiles inocentes, responsable de guerras criminales y de la muerte de miles de civiles a los que llama daños colaterales, añadió Rodríguez.

Además, es responsable de actos de torturas, desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales y secuestros, y el gobierno norteamericano es el autor de violaciones masivas, flagrantes y sistemáticas de sus ciudadanos afroamericanos, hispanos, migrantes y minorías, argumentó.

El ministro cubano calificó de una vergüenza para la humanidad que en el país de extrema riqueza haya decenas de millones de pobres, y que tengan un patrón racial diferenciado en sus cárceles y en la aplicación de la pena de muerte, además de registrar el mayor número de errores judiciales en ese sentido.