Extesorero de partido gobernante en España va a la cárcel por escándalo de corrupción

La Audiencia Nacional (AN) acordó este lunes la prisión incondicional para Bárcenas, sentenciado a 33 años y cuatro meses de cárcel, así como para otros dos antiguos cargos de la formación liderada por el actual jefe del Ejecutivo.

Extesorero del derechista Partido Popular (PP) Luis Bárcenas

La justicia española decretó este lunes el ingreso en prisión del extesorero del derechista Partido Popular (PP) Luis Bárcenas, condenado en un sonado escándalo de corrupción que puso contra las cuerdas al gobierno de Mariano Rajoy.
La Audiencia Nacional (AN) acordó la prisión incondicional para Bárcenas, sentenciado a 33 años y cuatro meses de cárcel, así como para otros dos antiguos cargos de la formación liderada por el actual jefe del Ejecutivo.

En su fallo, el alto tribunal tomó esa decisión al apreciar riesgo de fuga en el caso del extesorero y de Guillermo Ortega y Alberto López, procesados respectivamente a 38 y 31 años de reclusión.
Bárcenas, Ortega y López fueron condenados el pasado jueves por la AN junto a otros 26 imputados en el juicio por la primera etapa del caso Gürtel, uno de los entramados de corrupción más aparatosos de las últimas décadas en España.
La Audiencia también impuso al PP una multa de 245 mil 492 euros como partícipe a título lucrativo por beneficiarse de la red en sus primeros años.
De esa manera, la formación conservadora encabezada por Rajoy se convirtió en la primera fuerza política procesada por corrupción en este país europeo.

El llamado caso Gürtel gira en torno a irregularidades cometidas por un tejido empresarial que pagó al PP a cambio de recibir contratos públicos a dedo.
Es una de las principales causas destapadas en la nación ibérica en décadas sobre un hipotético sistema de financiaciones, pagos y adjudicaciones ilícitas, que derivaron en una investigación de las cuentas de la agrupación en el poder.
El veredicto de la AN, que puso en duda la palabra del propio Rajoy cuando en julio de 2017 compareció como testigo durante el proceso, consideró probado que entre los condenados y el PP se tejió un "auténtico y eficaz sistema de corrupción institucional".