Lula da Silva ya está en la prisión en Curitiba

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ingresó hoy en la sede de la Policía Federal de la ciudad de Curitiba, donde será recluido para empezar a cumplir una condena de doce años y un mes acusado de corrupción.

Luiz Inácio Lula da Silva ya está en la cárcel de Curitiba.

Tras dos días atrincherado en el Sindicato de los Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, en la región metropolitana de Sao Paulo -en acto de resistencia-, el ex-mandatario brasileño se entregó hace unas horas a la Justicia, en cumplimiento del auto de prisión dictado el pasado jueves por el juez Sergio Moro.

El ex mandatario logró abandonar el edificio en medio de escenas de tensión y forcejeos por el bloqueo de los militantes del PT, que rechazan su arresto.

Lula salió a pie y abordó un vehículo de la Policía Federal que esperaba en las inmediaciones para dirigirse al aeropuerto de Congonhas. El convoy de la fuerza de seguridad estuvo compuesto por vehículos oscuros sin insignias de la institución, tal como había solicitado su defensa.

El dirigente del Partido de los Trabajadores (PT) llegó pasadas las 22.30 local a la sede de la Policía federal (PF) de Curitiba. Arribó a bordo de un helicóptero, tras ser trasladado desde San Pablo en avioneta.

En ningún momento se lo vio esposado, como había dispuesto el juez Moro.


Lula arribó a bordo de un helicóptero, tras ser trasladado desde San Pablo en avioneta.

Un cordón policial de unos 30 metros de distancia separaba a cientos de simpatizantes y detractores, que se dieron cita ante el recinto. La Policía Federal empleó gases lacrimógenos para dispersar a los partidarios de Lula.

 

LEER TAMBIÉN:

 

Lula cumplirá prisión en una celda de unos 15 metros cuadrados y en cuyo interior hay una cama, una mesa con sillas, un baño privado y una ventana que da al patio interior de la sede policial.

No tendrá visitas familiares durante los primeros meses, y podrá recibir el sol durante dos horas diarias; podrá tener televisión, sólo si le es suministrada por la familia.

Esta sala está aislada de la veintena de reclusos que están internados en la sede policial, siete de ellos por el caso de corrupción en Petrobras, por el que fue condenado Lula.

Al mediodía de hoy, el ex mandatario había participado frente al sindicato de una misa en memoria de su fallecida esposa, quien este sábado habría cumplido 68 años.

Lo que arrancó como un homenaje se convirtió en un acto político en el cual Lula dio un encendido discurso en el cual se defendió de las acusaciones. Además, confirmó que iba a "atender el mandato de prisión".


Al mediodía de hoy, el ex mandatario había participado frente al sindicato de una misa en memoria de su fallecida esposa.

“Si me arrestan, no lograrán arrestar mis pensamientos, no lograrán arrestar mis sueños. Si no me dejan andar, andaré por las piernas de ustedes. Si no me dejan hablar, hablaré por las bocas de ustedes. Si mi corazón deja de latir, él latirá en el corazón de ustedes."

- Luiz Inácio Lula da Silva -

En caso de que sean rechazadas las futuras apelaciones, el tornero que se transformó en presidente estará durante al menos dos años en prisión en régimen cerrado.


Lula en medio de sus miles de seguidores. Foto: Francisco Proner

“Yo soñé que era posible gobernar incluyendo a millones de pobres. Que un metalúrgico sin título llevara a los negros a la universidad. Yo soñé. Si ese es mi crimen, seguiré siendo un criminal".

- Luiz Inácio Lula da Silva -