Enfermedad X, la gran desconocida

Acompañan a la enfermedad X, algunas tan conocidas y recientes como el ébola y el virus del Zika; la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo o la fiebre de Lassa; y el síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Medio (MERS- Cov).

Lo que la agencia sanitaria de Naciones Unidas pretende “es que todo el mundo esté en la misma página”.

Una desconocida “enfermedad X” se ha colado este año en la lista que confecciona la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre las bacterias o virus capaces de provocar una epidemia mundial

 

Acompañan a la enfermedad X, algunas tan conocidas y recientes como el ébola y el virus del Zika; la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo o la fiebre de Lassa; y el síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Medio (MERS- Cov).

 

Completan la relación de estos patógenos infecciosos indicados por la OMS – en total son nueve- el síndrome respiratorio agudo grave (SARS); la infección por el virus Nipah; y la fiebre del valle del Rift (RVF).

 

Pero qué quiere decir la OMS cuando habla de la enfermedad X.

 

Para desentrañar el misterio, EFEsalud habló con la doctora Natalia Rodríguez, médico del Servicio de Atención al Viajero Internacional del Hospital Clínic de Barcelona e investigadora de ISGlobal, centro impulsado por la Fundación “La Caixa”.

 

“Sabemos que puede aparecer una nueva pandemia, como ha pasado con el zika, y sabemos que hay muchas enfermedades emergentes repartidas por el mundo, pero es muy difícil confeccionar un modelo que prediga cual va a ser el patógeno en concreto que pudiera provocar una pandemia”.

 

Pero sí existen modelos predictivos más generalizados, en el que se meten en la coctelera todos los factores posibles

 

Desde el cambio climático hasta un posible agente químico, sin olvidar la zoonosis, que es cualquier enfermedad que se transmite de forma natural del animal al ser humano.

 

De esta coctelera puede salir esa enfermedad X desconocida, ante la que, y en la medida de lo posible,  los sistemas sanitarios deben estar alerta.

 

Así parece que “la próxima pandemia, y un poco entre comillas, podría ser un virus y digamos tiene más números una zoonosis de la zona de Asia, según algunos modelos predictivos”.

 

La zoonosis fue causante, sin ir más lejos, del VIH y del ébola.

 

“Y lo que dice la OMS al incluir esta enfermedad X , es que sabemos que en este mundo globalizado en algún momento puede saltar una pandemia, y hay que estar preparados para esta enfermedad desconocida que puede venir”.

 

Lo que la agencia sanitaria de Naciones Unidas pretende “es que todo el mundo esté en la misma página”.

 

“La idea general es que todos los estados miembros sean conscientes, y qué medidas se pueden ir preparando desde ya, para intentar que tenga la menor repercusión posible”.

 

También, advierte la investigadora, “hay muchos imprevistos que no podemos meter en esa coctelera como pasó con el zika, que de repente saltó a Brasil de una manera masiva”. Enfermedad X: el sida lo pudo ser en un inicio

 

Igual, afirma la investigadora, sí se podría decir que el sida fue en un inicio una enfermedad X.

 

“Inicialmente no se sabía de qué iba ni de donde venía -al final toda enfermedad emergente podría serlo- y se convirtió en una pandemia global, y con una característica común que es que cuando se transmite de persona a persona, tenemos la mecha para que sea más difícil de controlar”.

 

El listado confeccionado por la OMS  le parece bien a Natalia Rodríguez porque explica que son enfermedades “con brotes actualmente”.

 

“Por ejemplo, la fiebre de Lassa. Ha habido un brote reciente en Nigeria que ahora está bajando, pero es verdad que ha provocado bastantes casos y con posibilidad de expansión internacional”.