Satisfecho ministro israelí de Inteligencia por acogida en Omán

El ministro israelí de Inteligencia, Yisrael Katz, afirmó que lo recibieron calurosamente durante su visita a Omán, lo que, según él, es una muestra de la “creciente posición” del régimen sionista que representa en la región.

El ministro israelí de Inteligencia, Yisrael Katz, afirmó que lo recibieron calurosamente durante su visita a Omán.

Las declaraciones de Katz, también titular de Transporte de Tel Aviv, aparecieron en medios israelíes. La cálida acogida fue "una expresión de la creciente posición de Israel en la región", subrayó en la entrevista desde Mascate, capital omaní.

También señaló que la propuesta que llevó sobre un proyecto ferroviario tuvo muy buena recepción en Omán.

Según el Canal 2 israelí, Katz viajó a Mascate invitado a una conferencia internacional sobre transporte internacional en la que tratará de ganar apoyo para la construcción de una línea ferroviaria desde su país hasta los estados del Golfo, a través de Jordania y Arabia Saudita.

Enviado por el primer ministro Benjamin Netanyahu a Mascate, Katz dijo en un reciente tuit que durante la  visita impulsaría la  iniciativa conjunta llamada "vías  de paz regional" para vincular los estados del Golfo con Israel y el Mediterráneo, aislando a Irán.

El titular destacó la importancia de la denominada “normalización” entre Israel y los estados del Golfo.

Israel y Omán no tienen nexos diplomáticos. La reunión entre Netanyahu con el sultán Qaboos bin Said fue la primera entre los líderes de los dos países desde 1996.

Katz recibió una invitación personal de su homólogo omaní, Ahmed Al-Futtaisi, y de los organizadores del evento.

Esta es la primera vez que un miembro del gabinete sionista es invitado a participar en una conferencia internacional en el Sultanato.

El proyecto de ferrocarril transrregional partiría del puerto israelí de Haifa, pasando por Amán, hasta el puerto saudita de Damman, en el golfo Pérsico.

Una vía alternativa para revitalizar el comercio entre Europa y Oriente Próximo, en declive por el cierre de las fronteras sirias a causa de la guerra impuesta hace más de siete años, comentan medios de prensa occidentales.

El ministro de Exteriores omaní, Yusuf Bin Alawi, que el pasado febrero visitó la mezquita de Al Aqsa en Jerusalén, ha subrayado que su país no busca “mediar” entre Israel y Palestina, sino acercar a las partes para “poner fin al conflicto y avanzar hacia un mundo nuevo”, publicó el diario español El País.