Siesta para la memoria

Un estudio demostró que dormir la siesta es importante para la memoria, pues durante el sueño las neuronas replican los circuitos cerebrales utilizados en el aprendizaje y fortalecen el recuerdo.

Siesta para la memoria

La revista NeuroImage publicó la investigación de un grupo de neurocientíficos de la universidad canadiense de Alberta, en la cual se evidencia que los recuerdos aumentan durante el sueño de ondas lentas, el cual se experimenta en las siestas, justo antes del sueño paradoxal o profundo.

Para llevar a cabo la indagación, estudio, los investigadores simularon el sueño de onda lenta en modelos de laboratorio e intentaron modularlos utilizando campos eléctricos, por lo que emplearon una técnica de imagen con colorante sensible a la electricidad, para percibir la actividad a través del cerebro.

Con ello pusieron de manifiesto que los campos eléctricos de onda lenta tienen un efecto preponderante sobre la actividad neuronal en todo el cerebro y concluyeron que el sueño de onda lenta ayuda a la memorización.

Sin embargo, la investigación no asegura la efectividad en personas con enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer o demencia, pero sí podría ser útil para los estudiantes que necesiten memorizar gran cantidad de información para un examen.

Los científicos consideran la posible comercialización en el futuro de un dispositivo de control del sueño para que las personas puedan provocar un sueño de onda lenta, luego de estudiar y así consolidar su memoria, aunque eso todavía es una quimera.