Putin contacta al rey de España, tras victoria sobre España en un partido del Mundial

El presidente ruso, Vladimir Putin, llamó hoy al rey de España, Felipe VI, tras la inesperada victoria de la selección nacional sobre la del país ibérico por serie de penales, en un choque de octavos de final.

Putin contacta al rey de España, tras victoria sobre España en un partido del Mundial

Tras conocerse la victoria de Rusia en el abarrotado estadio capitalino Luzhniki, Putin elogió el juego magistral de los ibéricos y destacó la táctica eficiente del equipo de su país, indicó el servicio de prensa del Kremlin.

De su lado, el monarca español felicitó al equipo ruso por su paso a cuartos de final, por primera vez en la historia moderna de esta nación euroasiática, a la que pocos le auguraban la posibilidad de ganar aunque fuera un solo partido en el Mundial.

Felipe VI presenció el partido, junto al primer ministro ruso, Dmitri Medvedev, quien estuvo acompañado de su esposa. El vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó que al mandatario ruso le fue imposible estar en el juego, pero lo siguió de cerca.

En la grada VIP del Luzhniki, con capacidad para más de 83 mil personas, también estuvo el presidente de la  Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA), Gianni Infantino.

Putin invitó al soberano español para viajar a Rusia en visita oficial cuando así lo desee, señaló Peskov.

España, con una de las mejoras ligas de fútbol del mundo, quedó fuera del Mundial, hecho considerado uno de los de mayores sorpresas en la historia de estos certámenes, después que quedó fuera Alemania, monarca defensor, Argentina y Portugal.

Con ello también quedaron sin posibilidades de avanzar Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, los mejores jugadores del orbe en los últimos 10 años.

Rusia, cuyas posibilidades ante España eran casi nulas, ofreció una demostración digna en la cancha, al permitir solo un autogol en 120 minutos de juego, en una disputa que debió decidirse por penales.

Millones de rusos dentro y fuera del estado Luzhniki y en los Fan Fest abiertos en varias ciudades desbordaron entusiasmo que contagió a los medios locales que repitieron hasta el cansancio dos tiros parados por el guardameta Igor Akinfiev.