Científicos descubren posible causa de la Leucemia Linfoblástica Aguda

Aproximadamente uno de cada 20 niños tiene una predisposición genética a la enfermedad, pero si su sistema inmune se desarrolla adecuadamente, se mantendrán sanos.

Leucemia linfoblástica aguda (LLA)

Más de 30 años de investigación han determinado que la leucemia linfoblástica aguda (LLA), la causa más común de cáncer en los niños, en realidad podría prevenirse de una manera muy simple. Los científicos creen que la obsesión con la limpieza y el miedo a los gérmenes podría desempeñar un papel en la enfermedad al impedir que el sistema inmunitario de los niños se desarrolle adecuadamente.

El LLA es un tipo de cáncer de sangre que afecta la médula ósea. Si bien es más común en los niños de cuatro años o menos, también puede afectar a los adultos, con aproximadamente seis mil estadounidenses siendo diagnosticados cada año.

Actualmente, alrededor del 90 por ciento de los niños con LLA se curan, aunque los tratamientos son difíciles de soportar. El descubrimiento de que la enfermedad podría prevenirse es una noticia muy emocionante.

Observando una amplia gama de estudios previos, y publicando sus resultados en Nature Reviews Cancer, los investigadores presentaron la siguiente teoría sobre cómo una limpieza excesiva podría conducir a la enfermedad.

Aproximadamente uno de cada 20 niños tiene una predisposición genética a la enfermedad, pero si su sistema inmune se desarrolla adecuadamente, se mantendrán sanos.

Sin embargo, si no están expuestos a muchos microbios en el primer año de vida, su sistema inmunitario no se desarrollará tan bien y no sabrá cómo hacer frente a la infección.

Es por esto que la limpieza en realidad se ha relacionado con el desarrollo de alergias.

Nuestro estilo de vida moderno significa que a menudo mantenemos todo absolutamente limpio, y protegemos intencionalmente a nuestros niños de cualquier germen potencial. Pero, curiosamente, esto no es realmente algo bueno. Nuestros cuerpos están naturalmente destinados a entrar en contacto con todo tipo de suciedad e insectos cuando estamos creciendo, ya que es lo que hace que nuestro sistema inmunológico sea bueno para tratar los gérmenes desagradables.

Por lo tanto, de niño, la interacción con otros niños, tener mascotas o jugar en la tierra puede ser muy beneficioso para su salud.

Pero si pasó su infancia en un entorno súper limpio, es mucho más probable que sufra de asma y alergias. Incluso tiene un mayor riesgo de enfermedades autoinmunes como la diabetes tipo 1 y la esclerosis múltiple (EM).

Se cree que nuestro estilo de vida súper limpio es la razón por la cual estas condiciones se han disparado en las últimas décadas, pero sólo en los países desarrollados.

Las naciones menos desarrolladas que están expuestas a más gérmenes no han visto este aumento dramático en este tipo de cáncer en los niños.

“La enfermedad infecciosa sigue la pista de la pobreza”, expresó a The Guardian el primer autor del estudio, el profesor Mel Greaves, un destacado científico en las áreas del cáncer.

“El problema no es la infección. El problema es la falta de infección”, afirmó.

Sin embargo, como con la mayoría de las cosas, y especialmente con el cáncer en los niños, probablemente no haya un único culpable, por lo que aunque la limpieza podría contribuir, probablemente no sea la única causa.