Cómo Dina Powell se convirtió en una de las mejores contendientes para reemplazar a Nikki Haley en la ONU

Dina Powell, exasesora del presidente estadounidense, Donald Trump, podría ser la posible sucesora de Nikki Haley, actual representante permanente de Estados Unidos ante la ONU, quien tiene previsto abandonar su puesto a finales de este año.

Dina Powell se convirtió en una de las mejores contendientes para reemplazar a Nikki Haley en la ONU

Powell, ahora socia de Goldman Sachs Group Inc, dejó la Casa Blanca a principios de este año.

Trump, dijo a periodistas que está considerando a su exconsejera adjunta de Seguridad Nacional, Dina Powell, para el cargo de embajadora ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tras la renuncia de Nikki Haley.

"Dina es ciertamente una persona que yo consideraría, y ella está bajo consideración", dijo el mandatario ante la pregunta de un periodista sobre la exconsejera.


VER: Donald Trump anunció este martes que la embajadora de EE.UU. ante la ONU dejará el cargo a finales de año.


Varios altos cargos y asesores de Trump afirmaron que se espera que el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el asesor de seguridad nacional, John Bolton, exembajador en la ONU, desempeñen un papel central en la selección del reemplazo de Haley.

Según algunas fuentes, otro posible candidato al puesto en la organización mundial es el actual embajador de EE.UU. en Alemania, Richard Grenell.

Trump dijo que Haley le había advertido hace seis meses que quería tomar un descanso después de pasar dos años en el puesto. "Ha hecho un trabajo fantástico y hemos hecho un trabajo fantástico juntos", afirmó el mandatario tras sostener este martes una reunión con la diplomática en el Despacho Oval.

Trump confirmó que está en conversaciones con su ex asesora Dina Powell sobre el cargo de embajadora en la ONU


¿Quién es Dina Powel?

Trump confirmó que está en conversaciones con su ex asesora Dina Powell sobre el cargo de embajadora en la ONU.

Durante el primer año de Gobierno de Trump, fue la número dos como consejera presidencial para seguridad nacional y desempeñó un papel clave en los esfuerzos diplomáticos de Estados Unidos en el Oriente Medio.

Dina Powell nació como Dina Habib en El Cairo, Egipto en 1973 y habla árabe. Comenzó su carrera en el servicio público en la administración del presidente George W. Bush. Luego pasó la siguiente década en Goldman Sachs, dirigiendo la filantropía del banco, ya que es una ejecutiva financiera (ejecutiva sin fines de lucro) y filántropa.

Fue nombrada por Donald Trump, Asesora Adjunta de Seguridad Nacional de Estados Unidos para Estrategia, y tras dejar su cargo en la Casa Blanca en diciembre pasado, regresó a Goldman.

Powell reside en EE.UU. desde los cuatros años cuando sus padres se mudaron a Texas. Su padre trabajaba como conductor de autobús y ambos padres tenían una tienda de conveniencia mientras su hija asistía a una escuela privada para niñas.

Su primera experiencia política la tuvo mientras estudiaba en la Universidad de Texas, donde trabajó como asistente de un senador del estado.

Aplazó la facultad de derecho para trabajar para los republicanos en Capitol Hill y, en 2003, se unió a la administración del presidente George W. Bush, ocupando los primeros puestos en la Casa Blanca y el Departamento de Estado.

En 2007, Powell hizo la transición al sector privado, ejecutando los esfuerzos filantrópicos de Goldman Sachs.

Tras las elecciones, Ivanka Trump, la hija mayor y asesora del presidente, buscó el consejo de Powell sobre la programación internacional para el empoderamiento de las mujeres y poco después, Powell, una oradora árabe, se convirtió en asesora económica de la Casa Blanca y principal asistente de seguridad nacional, ayudando a dirigir la política sobre el Oriente Medio.