Los japoneses burlan la obesidad

A los japoneses les gusta comer, y aparentemente lo hacen de manera abundante y paladeando todo tipo de alimentos sin que el sobrepeso sea un problema para ellos, confirmó este lunes la nutricionista Hidemi Takimoto

Japoneses pese al buen comer no son obesos

A los japoneses les gusta comer, y aparentemente lo hacen de manera abundante y paladeando todo tipo de alimentos sin que el sobrepeso sea un problema para ellos, confirmó este lunes la nutricionista Hidemi Takimoto.

En declaraciones a RIA Novosti, la también colaboradora del Instituto Estatal de Salud y Alimentación de Japón comparó la dieta actual de los ciudadanos del país asiático con la que tenían a mediados del siglo XX.

Después de una época de malnutrición a finales de la II Guerra Mundial y en la primera posguerra, "el consumo alimentario creció rápidamente", pero la peculiaridad nipona consistió en que "la ingestión de grasas no creció".

Takimoto relacionó "los importantes cambios en la alimentación" registrados en su país desde entonces con un mayor consumo de la comida precocinada.

Los japoneses casi no comían carne, pero la incluyeron en su ración habitual después de la guerra y "consumen ahora mucho pescado y alimentos cárnicos", recordó.

Otra causa que explica el buen estado de forma de los japoneses es que poca gente viaja en coche en las ciudades, por lo que hacen mucha actividad física, afirmó. Además, "toman poca sal y el número de hipertensos ha ido bajando". Ello explica que las enfermedades cerebrovasculares ya no sea la principal causa de muerte.

"Felizmente, no crece el número de niños con sobrepeso, por eso no creo que haya en el futuro próximo la obesidad aumente", consideró Takimoto.