Bloomberg confirma las denuncias del Gobierno venezolano

De acuerdo con un reporte de Resumen Latinoamericano, Bloomberg señaló que García Palomo -en las últimas semanas- ha estado haciendo llamamientos a los militares venezolanos para que se levanten, atribuyéndose la responsabilidad del golpe fallido llamado “Operación Constitución” que buscaba secuestrar a Maduro el 20 de mayo.

El coronel fugitivo Oswaldo García Palomo.

El medio financiero Bloomberg, confirmó que el coronel fugitivo, Oswaldo García Palomo, buscado por las autoridades venezolanas por su implicación en el magnicidio frustrado del pasado 4 de agosto, intenta “atraer gobiernos para una opción militar” contra Venezuela.

De acuerdo con un reporte de Resumen Latinoamericano, Bloomberg señaló que García Palomo -en las últimas semanas- ha estado haciendo llamamientos a los militares venezolanos para que se levanten, atribuyéndose la responsabilidad del golpe fallido llamado “Operación Constitución” que buscaba secuestrar a Maduro el 20 de mayo.

Este plan fue coordinado con el conocimiento de funcionarios colombianos y estadounidenses en Bogotá, un dato que García Palomo no niega y que da mayor peso a las denuncias del Gobierno venezolano sobre la vinculación del eje Bogotá-Miami en el intento de magnicidio y otras conspiraciones.

"Nuestros colegas en Venezuela deben saber que estamos trabajando todos los días para unir fuerzas internacionales y nacionales, y eliminar al gobierno mediante el uso de armas para que el país no siga sangrando y muriendo", dijo a Bloomberg este ex coronel que plantea como objetivo ideal de su grupo instalar una junta de transición con cabeza civil para eventualmente convocar a elecciones de la misma forma que en febrero Tillerson lo había marcado públicamente. Sobre esto, García Palomo reconoció tener contactos con líderes opositores y una línea de consulta sobre próximos planes.

Por otro lado, el ex coronel no negó que sea el enlace de los grupos disidentes en Venezuela con los gobiernos de Colombia y Estados Unidos, como denunció el presidente el pasado mes de agosto en una conferencia de prensa acerca de las conexiones internacionales de los involucrados con el fallido magnicidio. El propio ex coronel afirmó, incluso, que trabaja para que "gobiernos amigos" ayuden a los golpistas a concretar sus planes.

García Palomo contó que el plan de golpe fue frustrado por Venezuela, y consistía en asfixiar la capital, ocupar las carreteras, aeropuertos, centros de comunicaciones y capturar a docenas de altos funcionarios gubernamentales y militares.

Para coordinar el plan, Palomo cruzó la frontera colombiana a pie y llegó a Caracas para reunirse en una urbanización de clase alta, donde él cree que el plan fue infiltrado. Aseguró que mantiene contactos con la oposición venezolana para consultarle sobre sus próximos planes.

También agradeció personalmente al Gobierno de Juan Manuel Santos por permitirle que algunos de sus compañeros detenidos fueran llevados a la frontera con Venezuela para coordinar los planes de golpe.

Estas revelaciones de Palomo confirman que las conspiraciones para el cambio de régimen en Venezuela continúan, bajo el auspicio de políticos estadounidenses como Marco Rubio, que en febrero de este año dijo que “El mundo apoyaría a las Fuerzas Armadas en #Venezuela si deciden proteger a la gente y restaurar la democracia eliminando a un dictador”.