Gobierno palestino se niega a participar en reunión sobre Gaza organizada por EE.UU.

El encuentro del martes fue el primero de este tipo organizado por la Casa Blanca, el que contaba con la asistencia de representantes del régimen de Tel Aviv, 17 países como Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Egipto, Bahrein, Omán, Jordania, Catar, Canadá y varios Estados europeos.

La decisión del Gobierno palestino de no participar en la reunión viene despuésque el presidente de EE.UU., Donald Trump, declarara a Al-Quds (Jerusalén) como la capital israelí.

El Gobierno de Palestina se negó a participar en una reunión organizada por la Casa Blanca sobre la situación en la Franja de Gaza, a la que asisten el régimen de Israel y algunos países árabes como Arabia Saudita.

El encuentro del martes fue el primero de este tipo organizado por la Casa Blanca, el que contaba con la asistencia de representantes del régimen de Tel Aviv, 17 países como Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Egipto, Bahrein, Omán, Jordania, Catar, Canadá y varios Estados europeos.

La decisión del Gobierno palestino de no participar en la reunión viene despuésque el presidente de EE.UU., Donald Trump, declarara a Al-Quds (Jerusalén) como la capital israelí y prometió el traslado de su embajada de Tel Aviv a esta ciudad santa.

Por otro lado, el conjunto de las medidas de la Administración de Trump contra el pueblo palestino indignó a las autoridades palestinas. Su presidente Mahmud Abbas dejó claro que su país no cooperará en ningún asunto con Estados Unidos, e incluso pidió la exclusión de Washington de las supuestas conversaciones entre palestinos e israelíes.

“Lamentamos que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) no esté aquí con nosotros hoy”, dijo Jason Greenblatt, enviado especial de Trump para el llamado proceso de paz entre israelíes y palestinos, en la reunión, en la que también estaba presente Jared Kushner, el yerno del presidente Donald Trump y uno de sus altos asesores.

Greenblatt también repitió afirmaciones de las autoridades israelíes responsabilizando al Movimiento de Resistencia de Palestina (Hamas) por todo lo ocurrido en el enclave costero palestino, diciendo que el grupo “tiene la responsabilidad del sufrimiento en Gaza”, sin referirse a las medidas israelíes contra esta región.