ONU aprueba resolución para proteger a civiles palestinos contra agresión israelí

La resolución también pide que los responsables de las violaciones y los asesinatos respondan ante la justicia, y demanda adoptar medidas inmediatas para resolver la difícil situación en el terreno y poner fin al bloqueo impuesto por Israel a Gaza.

Estados Unidos presentó un proyecto de enmienda que también fue sometido a votación, aunque algunos pidieron una moción, y que finalmente no obtuvo la mayoría de votos necesarios.

La Asamblea General de Naciones Unidas aprobó una resolución que demanda protección para los civiles palestinos ante el uso excesivo e indiscriminado de la fuerza por parte del régimen israelí.

Según el reporte de Prensa Latina, la resolución fue aprobada con 120 votos a favor, ocho en contra y 45 abstenciones.

La resolución aboga por asegurar protección a los civiles palestinos y condena las acciones violentas de los militares del Tel Aviv.

También pide que los responsables de las violaciones y los asesinatos respondan ante la justicia, y demanda adoptar medidas inmediatas para resolver la difícil situación en el terreno y poner fin al bloqueo impuesto por Israel a Gaza.

La resolución indica que el secretario general de la ONU debe estudiar la situación actual en el territorio palestino ocupado y presentar un informe al respecto, en el cual se incluyan propuestas sobre los medios para garantizar seguridad y protección a los civiles.

Asimismo, la resolución aboga por el establecimiento de un mecanismo internacional de protección.

Según denunció la representación de Argelia, que junto a Turquía solicitó la sesión de emergencia de la Asamblea General, Israel no solo abdicó en sus responsabilidades y obligaciones como potencia ocupante, sino que de manera premeditada violó esas obligaciones, dañó a civiles palestinos y les negó sus derechos básicos.

Un documento similar presentó Kuwait en el Consejo de Seguridad de la ONU, pero fue vetado por Estados Unidos en su calidad de miembro permanente de ese organismo.

En una sesión de emergencia de la Asamblea General, Estados Unidos presentó un proyecto de enmienda que también fue sometido a votación, aunque algunos pidieron una moción, y que finalmente no obtuvo la mayoría de votos necesarios.

Luego de este resultado, la embajadora norteamericana Nikki Haley apeló la decisión anunciada por el presidente de la Asamblea General de la ONU, Miroslav Lajcak, y se sometió a otra votación plenaria esa apelación.

Votaron en contra de esa apelación 73 Estados, a favor 66 y hubo 26 abstenciones. Lo cual reafirmó que el fallo en contra de la enmienda era definitivo.

Cuba rechazó la propuesta de la delegación norteña y consideró que resultaba inaceptable e improcedente, al tergiversar la esencia del proyecto de resolución titulado "Protección de la población civil palestina".