Perú en Cumbre: las penas de una, los éxitos de otra

Más con penas que con glorias concluyó en Perú la VIII Cumbre de las Américas, que durante los días 13 y 14 de abril reunió en Lima a cerca de una decena de jefes de Estado y Gobierno de América Latina y el Caribe.

Perú en Cumbre: las penas de una, los éxitos de otra

El primer fiasco fue, justamente, la baja asistencia al cónclave torpedeado inicialmente con la insultante exclusión del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para asistir a la cita, seguido después por la decisión del estadunidense, Donald Trump, de cancelar su asistencia porque estaba ocupado con la cuestión siria.

Poco después supo de la artera agresión militar ordenada por Trump contra el país árabe, que fue apoyada por sus aliados de Reino Unido y Francia.

Pero volviendo a Lima y a la VIII Cumbre. Tampoco estuvo Ecuador, pues su presidente Lenin Moreno abandonó esta capital ante la emergencia por el asesinato de los integrantes de un equipo de prensa en la frontera con Colombia.

En un escenario dividido hubo que escuchar discursos -algunos muy agresivos como el del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence-, condenando a Venezuela, a los que se opusieron de forma enérgica y clara el presidente de Bolivia, Evo Morales, y el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

La VIII Cumbre aprobó una declaración denominada Compromiso de Lima, que a juicio del mandatario anfitrión, Martín Vizcarra, es el principio de una lucha coordinada contra la corrupción, tema central de la cita.

Justo Vizcarra llegó al puesto el 23 de marzo después de la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski, señalado por vínculos con la corrupción.

Incluso, durante estos días se filtraron aquí documentos que hacen recaer dudas y sombras sobre el actual secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.


Leer También:

Perú: ¿Cumbre inútil?
Cuba acudió a Lima para defender su libre determinación y reiterar su solidaridad con Venezuela
Cuba abandona apertura de Cumbre de Américas cuando intervino Almagro


Según un medio de prensa uruguayo (Caras y Caretas), Almagro podría haber usado indebidamente dinero público en el tiempo que fue ministro de Relaciones Exteriores en el gobierno frenteamplista de José Mujica (2010-2015).

Los datos arrojan que Almagro cobró 233 mil 859 dólares y devolvió apenas unos ocho mil, de acuerdo con las planillas donde queda asentado el concepto viático recibido, el monto abonado, el monto devuelto, la fecha y el carácter de la misión.

Un elemento que sí aportó esta VIII Cumbre es que por primera vez en este tipo de encuentros, las recomendaciones de los actores sociales llegaron directamente por parte de representantes del Foro de la Sociedad Civil, del Foro de Jóvenes, del Diálogo Empresarial y del Foro de los Pueblo Indígenas.

Pero del otro lado estuvo la otra Cumbre, a de los Pueblos que coinciden en calificar de exitosa.

Al evento paralelo, efectuado entre el 10 y e 14 de abril, asistieron delegados del continente, hombres y mujeres de diferentes confines de Nuestra América compulsados por la necesidad de la unidad frente a la ofensiva neoliberal.

La declaración final de este encuentro donde se articularon los movimientos sociales y fuerzas progresistas de América Latina y el Caribe expresó de forma precisa y sin tapujos sus denuncias al acoso y hostilidad contra Venezuela.

También el respaldo al pueblo palestino y a Siria, y se pronunció contra el encarcelamiento del exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, víctima de un complot de la derecha de su país para sacarlo del escenario político e impedirle que participe en las elecciones del 7 de octubre, que ganaría con facilidad.

Los asistentes a la Cumbre de los Pueblos reclamaron la eliminación del bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos contra Cuba, así como la devolución del territorio ilegalmente ocupado por una base militar del norteño país en Guantánamo (este de la isla).

El cierre de la Cumbre de los Pueblos fue un gran concierto de solidaridad continental por la unidad de Nuestra América en la plaza de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, de la capital peruana.

Colores de diferentes culturas se mezclaron y todos bailaron con la música de la reconocida orquesta cubana de Elio Revé con su Charangón.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, tras participar en la VIII Cumbre de las Américas, compartió en la clausura de este otro evento paralelo.

Como en la Cumbre de las Américas, en sus palabras, el canciller ratificó posiciones de principios que son innegociables.


Galería