Amenazan para evitar emisión de programa que revela disposición de figuras prominentes de Túnez a tratar con Israel

Al zerebi: "Nos han dirigido a mí y a mi familia amenazas para impedir la transmisión del programa, ya que se ha brindado dinero y ayuda logísticas y estímulos por parte de Israel a estos personajes para tratar con Tel Aviv".

El periodista tunecino, Walid Al Zerebi

El periodista tunecino, Walid Al Zerebi, reveló estar, tanto él mismo como su familia y la administarción del Canal 9 de televisión privado, bajo amenazas para evitar transmitir un programa de cámara oculta "Shalom", que muestra a figuras de Túnez, incluidos políticos y empresarios, que expresaron su disposición de tratar con Israel.

En entrevista con Al Mayadeen, Al Zerebi agregó que hay figuras dispuestas a tratar con Israel sin presión ninguna, e hizo hincapié en que el programa se iniciará el domingo por la noche a pesar de la presión.

Señaló que algunos de los personajes que aparecen en el programa solicitaron una asistencia financiera y logística de Israel.

"Nos han dirigido a mí y a mi familia amenazas para impedir la transmisión del programa, ya que se ha brindado dinero y ayuda logísticas y estímulos por parte de Israel a estos personajes para tratar con Tel Aviv", añadió.

Al Zerebi informó a las autoridades de seguridad de las amenazas en su contra, y que las medidas de protección podrían tomarse en las próximas horas. Consideró que "hay muchas excepciones en la sociedad de Túnez que contradicen los principios del pueblo tunecino."

Enfatizó que el pueblo tunecino estaba entre los primeros defensores del pueblo palestino y su causa.

Antes, en una entrevista con la estación de radio local "Shams FM", Al Zerebi reveló la lista de aquellos que aceptaron tratar con la ocupación israelí, y señaló que otras figuras rechazaron el asunto por completo.

La idea del programa es recibir a un invitado político y de las figuras públicas a entablar un diálogo con la cadena estadounidense CNN, y más tarde el invitado descubrirá que ha sido llamado por un funcionario israelí para tratar con Israel a cambio de apoyo financiero y político.

La diputada  tunecina, Mbarka Al Brahimi, dijo en entrevista con Al Mayadeen  que la normalización con Israel "se ha vuelto flagrante en Túnez" y que "la posición oficial es cada vez más arrogante" y pidió al gobierno tunecino "criminalizar la normalización".