El Líbano denuncia violación israelí de su espacio aéreo para bombardear a Siria

Horas después que el canciller libanés, Gebran Bassil, ordenó la presentación de una queja ante la ONU por una transgresión anterior del régimen de Tel Aviv, naves de la entidad sionista sobrevolaron casi todo el país de los cedros para bombardear a la vecina Siria.

El canciller libanés, Gebran Bassil.

El gobierno libanés protestó por la violación israelí de su espacio aéreo desde el cual atacó a posiciones de Siria, reportó Prensa Latina.

Horas después que el canciller libanés, Gebran Bassil, ordenó la presentación de una queja ante la ONU por una transgresión anterior del régimen de Tel Aviv, naves de la entidad sionista sobrevolaron casi todo el país de los cedros para bombardear a la vecina Siria.

Bassil instruyó a la misión de su país para condenar la invasión israelí de varios puntos disputados en la frontera con motivo de la construcción de un muro divisorio entre los dos Estados.

"Hemos registrado las medidas exactas de las brechas hasta los centímetros" y hay lugares donde el ejército de Tel Aviv colocó bloques de cemento en territorio libanés, precisaron medios digitales.

El pasado jueves, los militares israelíes plantaron 25 bloques de cemento cerca del asentamiento de Miskaf Aam, frente a la ciudad libanesa de Adaisseh, seis de los cuales se ubican en zonas en disputa, y en respuesta, el ejército libanés adoptó posiciones combativas.

La nota señala que el viernes se escucharon a maquinarias israelíes trabajar en esas áreas, aunque después se retiraron, pese a lo cual el nivel de tensión llegó a una posibilidad de enfrentamiento.

A ambos lados de la frontera hubo despliegues de armamento con un tanque por Israel y el sobrevuelo de un dron, mientras que tropas libanesas ocuparon puntos clave de defensa y las Fuerzas de Paz de la ONU en El Líbano (FPNUL) estacionaron vehículos y soldados.

El ejército libanés acudió a un equipo topográfico para marcar los puntos exactos donde el proyecto israelí violó la frontera.

Según el vocero del contingente de la ONU, Andrea Tenenti, las operaciones israelíes no acarrearon violación de la soberanía libanesa. Señaló que los cascos azules mantienen contacto con todas las partes para asegurar que no ocurra un enfrentamiento armado.

Aun así, la cancillería libanesa denunció que el muro levantado por (Israel) contraviene lo establecido por la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, y también rechazó las acusaciones contra Hizbullah por la presunta construcción de túneles transfronterizos.