Una máscara capaz de detectar el cáncer por el aliento

En el cáncer, como en cualquier otra enfermedad, detectarlo a tiempo puede significar lograr ganar a la enfermedad. Un diagnóstico precoz aumenta las probabilidades de curación.

La ventaja de ReCIVA Breath Sampler es que tan solo se requiere respirar, para detectar numerosas enfermedades.

ReCIVA Breath Sampler es una máscara que permite detectar el cáncer a través del aliento.

Muchas personas se resisten a realizar chequeos médicos habituales porque exigen análisis de sangre y exámenes médicos intensivos. Sin embargo, la ventaja de ReCIVA Breath Sampler es que tan solo se requiere respirar, para detectar numerosas enfermedades.

Hasta un niño puede realizar el test con esta máscara que detecta el cáncer por el aliento, pues ni siquiera exige intervención de un médico o un enfermero.

ReCIVA Breath Sampler ha sido desarrollado por la compañía británica Owlstone Medical, y acaba de recibir el premio MacRobert Award de la Real Academia de Ingeniería del Reino Unido.

Esta máscara soluciona las limitaciones que supone llevar a cabo un test de diagnóstico de enfermedades a través del aliento; ya que el principal problema hasta ahora era cómo almacenar el aliento de forma que se pudiera guardar sin contaminarse con el propio aire, o sin estropearse, para un posterior análisis.

Esta nueva máscara que detecta el cáncer, consigue enviar el aliento del paciente a una cápsula metálica y hermética, que puede almacenarlo durante largo tiempo libre de contaminación.

Una vez en el laboratorio, se analizan las biomarcas orgánicas que contiene.


Una vez en el laboratorio, se analizan las biomarcas orgánicas que contiene.

Con las técnicas modernas de análisis, las biomarcas dan pistas sobre la presencia de varios tipos de enfermedades, incluido varios tipos de cáncer de pulmón, estómago, etc.

Owlstone Medical, la compañía médica que ha desarrollado ReCIVA Breath Sampler, asegura que con su invento pueden salvar más de 100.000 vidas, ya que es un sistema muy sencillo y rápido de detección que no exige análisis de sangre ni otras pruebas molestas para el paciente.

Esta máscara que detecta el cáncer a través del aliento ya se está utilizando en más de 100 grupos médicos de investigación y laboratorios de todo el mundo.