Crítica situación de unos dos mil civiles sirios en el enclave de Hajin, advierte la ONU

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) estima que unas 25 mil personas fueron obligadas a escapar de la zona en los últimos seis meses debido a los continuos enfrentamientos y los ataques aéreos en el sureste de Deir Ezzor.

Civiles sirios en Deir Ezzor.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) manifestó su profunda preocupación por la situación de unos dos mil civiles en el enclave de Hajin, en la gobernación oriental siria de Deir Ezzor.

"Se estima que dos mil personas permanecen en el área afectada por el conflicto en Hajin. Los que huyen, denuncian condiciones cada vez más desesperantes, merma de servicios y precios excesivamente altos de alimentos básicos. Estamos preocupados por los civiles que continúan atrapados en las áreas controladas por Daesh", declaró el portavoz de ACNUR, Andrej Mahecic.

La Agencia estima que unas 25 mil personas fueron obligadas a escapar de la zona en los últimos seis meses debido a los continuos enfrentamientos y los ataques aéreos en el sureste de Deir Ezzor.

La mayoría de los desplazados buscan refugio en el campamento de Al Hol, al que se trasladaron más de ocho mil 500 personas en las últimas cinco semanas.

Según reportes de prensa, muchos llegan a pie, agotados, tras haber pasado cuatro noches o más en el desierto, en medio de bajas temperaturas y lluvia intensa, sin apenas pertenencias, alimentos o agua.

Mahecic llamó la atención sobre la grave situación de las mujeres, los ancianos y los niños.

El portavoz de ACNUR instó a garantizar el libre acceso humanitario a la zona para salvar vidas durante el duro período invernal.