Corbyn insta a Reino Unido a detener ventas de armas a Arabia Saudita

El Reino Unido ha otorgado licencias de armas por valor de 4 mil 600 millones de libras (6.300 millones de dólares) a Arabia Saudita desde que comenzó la intervención en el vecino Yemen, que ha visto la muerte de miles de civiles.

El líder opositor británico, Jeremy Corbyn.

El líder opositor británico, Jeremy Corbyn, instó a presionar al Reino Unido para evitar que suministre armas a Arabia Saudita.

Corbyn llamó a la primera ministra de su país, Theresa May, a utilizar la visita del príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, a Londres para dejar de suministrar armas a Arabia Saudita mientras continúe el devastador bombardeo contra Yemen.

May también debería "dejar en claro la fuerte oposición de Gran Bretaña a los abusos generalizados a los derechos humanos y civiles en Arabia Saudita", dijo el activista político.

El Reino Unido ha otorgado licencias de armas por valor de 4 mil 600 millones de libras (6.300 millones de dólares) a Arabia Saudita desde que comenzó la intervención en el vecino Yemen, que ha visto la muerte de miles de civiles.

No es la primera ocasión que corbyn hace este tipo de llamado. En julio pasado, el líder laborista le dijo a Al Jazeera que estaba "conmocionado" por el bombardeo liderado por Arabia Saudita en Yemen.

"Condenamos constantemente el uso de estas armas por parte de Arabia Saudita en Yemen, y pedimos la suspensión de las ventas de armas a Arabia Saudita para demostrar que estamos deseando un proceso de paz en Yemen, no una invasión de Arabia Saudita", dijo entonces.

Más de 9 mil 200 personas han muerto en la guerra de Yemen desde 2015, cuando la coalición liderada por Arabia Saudita se unió a la lucha del gobierno contra los rebeldes hutíes.

También más de ocho millones de personas corren el riesgo de sufrir hambre debido a los bloqueos en los puertos, el cólera y la difteria ponen de rodillas al país más empobrecido del mundo árabe.

Una coalición de grupos de derechos humanos con sede en el Reino Unido comunicaron que realizarán una protesta en Londres contra la visita de Estado del príncipe Mohammed bin Salmán.

La coalición planea manifestarse frente a la residencia del primer ministro en Downing Street sobre el historial de derechos humanos de Riad y las atrocidades en la guerra en Yemen.

"Esta visita no debería llevarse a cabo. El príncipe heredero es el testaferro de una dictadura con uno de los peores registros de derechos humanos en el mundo", dijo Andrew Smith de Campaign Against Arms Trade a The New Arab.

En un comunicado la semana pasada, May dijo que la visita del príncipe Mohammed marcará el comienzo de una nueva era en las relaciones entre los dos aliados veteranos.