Pese a tensiones, economía de Cuba crece en 2018

La economía cubana cerrará 2018 con un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) ligeramente superior al uno por ciento en medio de múltiples tensiones, la mayor de ellas el bloqueo de Estados Unidos.

Presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, durante su participación en una de las comisiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

El ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil, confirmó este domingo en la Asamblea Nacional del Poder Popular la cifra y adelantó un pronóstico similar para 2019.
En la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento, el funcionario explicó que el crecimiento del PIB quedó por debajo de lo planificado, alrededor del dos por ciento.
Sin embargo, llamó a analizar ese resultado en un contexto complejo, marcado por el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington durante casi seis décadas y el impacto de fenómenos climatológicos, como el huracán Irma en la segunda mitad de 2017 y las fuertes lluvias asociadas a la tormenta subtropical Alberto, a mediados de este año.
Asimismo, recordó que la cifra de crecimiento proyectada para Cuba en 2018 está en sintonía con el avance del 1,3 por ciento estimado para la región por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).
De acuerdo con Gil, el saldo favorable del PIB en 2018 respecto al año precedente y los pronósticos para 2019 constituyen ante todo un resultado importante, al demostrar el potencial de la economía para crecer ajustada a los recursos disponibles, sin incrementar el endeudamiento.
También el presidente, Miguel Díaz-Canel, consideró meritorio el desempeño de la economía, pese a los números discretos y a no mejorar como se desea la vida de las personas.
Al intervenir en la propia comisión parlamentaria, instó a no pasar por alto el obstáculo que representa el bloqueo estadounidense y su reforzamiento por la administración que encabeza el presidente Donald Trump.
En particular Díaz-Canel comentó a los diputados la arista del cerco que tiene que ver con la persecución financiera contra Cuba.
Otros parlamentarios se refirieron a los daños del bloqueo en el sector del turismo, una de las áreas clave para el desarrollo de la mayor de las Antillas, lo que explica que este entre las más atacadas por las medidas de Trump.
Ante el tenso escenario en el cual se desenvuelve la isla, el desarrollo solo es posible mediante la eficiencia y el control de los recursos, advirtió el gobernante cubano, quien insistió, entre otros aspectos, en la importancia de la planificación realista y del seguimiento a la misma, la lucha contra la burocracia y los dogmas, y el reforzamiento de la efectividad de las estructuras de dirección y gestión económica.