Enfrenta el Congo la más letal epidemia de ébola en la historia de la nación

El ministerio de Sanidad de la República Democrática del Congo (RDC) declaró este sábado que la epidemia de ébola que enfrenta el país, se convirtió -hasta la fecha- en la más letal de la historia de la nación, con un saldo de 319 casos confirmados y 198 muertes.

Unidad de cuarentena contra el ébola. (Imagen de archivo)

La portavoz del ministerio, Jessica Ilunga, afirmó que “la epidemia de Kivu del Norte e Ituri, es la más grave de toda la historia de la RDC. (…) Acaba de superar (en el número de casos) a la primera epidemia registrada en 1976”, la que dejó 280 fallecidos.

Jessica Ilunga: “Ninguna otra epidemia en el mundo ha sido tan compleja como la que estamos experimentando actualmente“.

De acuerdo con Noticias ONU, esta es la décima vez que el virus del ébola aparece en la República Democrática del Congo.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha declarado que la inseguridad es el principal desafío que enfrenta la RDC para poder erradicar la epidemia actual.

“Cada vez que hay un ataque tenemos que parar las operaciones. Y cada vez que las paramos, el virus se beneficia y nos afecta de dos maneras: la primera, es que se extiende; y la segunda, es que genera más casos de los que somos capaces de vacunar”, aseveró Adhanom.


El brote podría empeorar aún más ya que en el último mes la enfermedad se vio acelerada.

En ese sentido, el Consejo de Seguridad de la ONU, aprobó el pasado martes 30 de octubre, una resolución en la que solicitan el cese de los combates “para facilitar la pronta erradicación de la enfermedad”.

Expertos de la OMS, aseguraron que, a menos que se intensifique la respuesta de vacunación, el brote podría empeorar aún más, tomando en cuenta que en el último mes la enfermedad se vio acelerada.

Por el momento se han construido seis centros de tratamiento del padecimiento que tratan actualmente a 91 pacientes. Cada centro cuenta un laboratorio móvil para diagnosticar los casos rápidamente y recibir una guía de tratamiento para cada enfermo.

La OMS ha desplegado cerca de 280 trabajadores en Kivu del Norte que se suman a cientos de empleados del Ministerio de Salud y otros socios sanitarios.