A la luz de la nueva ecuación: si Israel ataca, no será más sin una respuesta

El lanzamiento de cohetes contra sitios israelíes fue una operación enorme en cuanto al tamaño de la respuesta y la calidad de los misiles, incluidos misiles de largo alcance que alcanzaron sus objetivos israelíes en los Altos del Golán, los cuales son considerados enormes, altamente desarrollados y equipados, afirman expertos

Según los expertos, la operación siria es la primera de su tipo en el Golán desde 1973, y su objetivo principal fue desprestigiar a Israel.

En el contexto militar fue notable que Irán evitó atribuirse públicamente el bombardeo de las posiciones israelíes en los Altos del Golán ocupado, dijo el diario Al Joumhouriah.

Tales sitios fueron bombardeados por primera vez, y se consideran sensibles para el equilibrio militar israelí. Es de señalar que Israel no ha incrementado su ritmo belicista, sino adoptó la posición de una respuesta limitada, sin recurrir a grandes procedimientos o instrucciones de precaución en su frente interno, lo que indicó que no quería escalar la situación aún más.

Pero con ese bombardeo contra las posiciones israelíes ya se creó una nueva ecuación en el conflicto: ¡si Israel ataca, no se quedará sin recibir una respuesta!

La situación regional hizo perder el brillo de las elecciones, y apagó la alegría de los ganadores dejando el país en una nube densa de interrogantes sobre el futuro de la región, incluido El Líbano.

Los bombardeos recíprocos que tuvieron como blancos, tanto objetivos israelíes en los Altos del Golán ocupado como objetivos sirios e iraníes dentro del territorio sirio, han sido limitados -tal vez temporalmente- contra objetivos precisos en ambos lados, sin ser expandidos hacia más regiones y objetivos. Pero este nuevo acontecer militar refleja un clima peligroso que parece estar desarrollándose hacia una inminente guerra destructora, y cuyo conteo regresivo ha comenzado para su estallido.

El ministro de Guerra israelí, Avigdor Lieberman, anunció que el Ejército atacó la mayor parte de la infraestructura de Irán en Siria, y dijo: "Espero que el mensaje haya llegado, ya que Israel no quiere una escalada, pero no permitirá que nadie la ataque o construya una infraestructura para atacarla en el futuro".

Fuentes cercanas a Hizbulah informaron al diario Al Joumhouria: "Lo que sucedió en el Golán ocupado ha sido una gran operación militar en cuanto al tamaño de la respuesta y la cantidad y calidad de los misiles disparados, incluidos los misiles de largo alcance. Y si reconocemos lo que dijo la propaganda israelí de que 20 cohetes han sido derribados, entonces hay otros 40 que alcanzaron sus objetivos”. Las fuentes explicaron que las posiciones militares que fueron alcanzados en el Golán ocupado “son grandes e importantes sitios, de enormes superficies, y que albergan un gran número de equipamientos modernos y sofisticados".

Expertos militares cercanos al eje dirigido por Rusia en Siria, evaluaron el desarrollo de la situación militar que sucedió en Siria en las últimas 48 horas y registraron varias observaciones. Concluyeron que el lanzamiento de cohetes contra sitios israelíes fue una operación enorme en cuanto al tamaño de la respuesta y la calidad de los misiles, incluidos misiles de largo alcance que alcanzaron sus objetivos israelíes en los Altos del Golán, los cuales son considerados enormes, altamente desarrollados y equipados.

Según los expertos, esta operación es la primera de su tipo en el Golán desde 1973, y su objetivo principal fue desprestigiar a Israel.

También señalaron que el bombardeo misilistico contra sitios israelíes reveló un gran déficit o defecto interno en el estado hebreo, representado por el hecho de no estar preparado para lo que ocurrió. Por lo tanto, el bombardeo israelí posterior al lanzamiento de cohetes desde Siria, fue contra puntos militares cuyos equipos y miembros habían sido evacuados.

"Esto niega la afirmación israelí de que las redadas destruyeron todas las bases de Irán en Siria. Las cuales son afirmaciones infundadas, salvo a algunos sitios relacionados con la defensa aérea siria que a su vez demostró su capacidad de derribar misiles", agregaron los expertos.

En la conclusión de su evaluación, los expertos indicaron que "el bombardeo de sitios israelíes estableció una nueva ecuación: si Israel ataca, esto no se quedará sin una respuesta".

Fuentes ministeriales destacadas informaron al diario de An-Nahar que el clima que reina a la luz de las consultas con las misiones diplomáticas occidentales y árabes y mediante datos internos no pronostica una amenaza inminente con una guerra regional a gran escala, lo que significa que al menos por el momento no habrá guerra, y que El Líbano se verá obligado a responder rápidamente a sus compromisos en las próximas semanas, postura que requiere unidad política que interpreta las tendencias expresadas por las fuerzas políticas a través de las elecciones para garantizar los intereses de los ciudadanos y del Estado.

En el marco de este apoyo, el Grupo internacional de apoyo a El Líbano emitió un comunicado con indicaciones importantes para recordar los compromisos de El Líbano y el tema de su estrategia de defensa, y felicitó al pueblo y a las autoridades de El Líbano por llevar a cabo las elecciones en un ambiente tranquilo y pacífico en general.

"Se está aprovechando de esta oportunidad para impulsar la rápida formación de un nuevo gobierno libanés, comentó el diario libanés Al-Nahar.

Esperamos con interés la reanudación del diálogo dirigido por los libaneses en dirección de una estrategia nacional para la defensa en el período posterior a las elecciones, que será de gran importancia para la estabilidad de El Líbano, y esperamos que el nuevo gobierno siga tomando medidas concretas para la aplicación de la política de disociación según la Declaración de Baabda del 2012".