Si Trump declara la guerra a Irán será el fin de EE.UU., advierte líder religioso

El líder de la organización religiosa Nación del Islam, Louis Farrakhan, afirmó que si el presidente Donald Trump declarara la guerra a Irán, será el fin de Estados Unidos.

Louis Farrakhan, líder de la organización Nación del Islam.

En una rueda de prensa, ofrecida en la sede del canal iraní Press TV, Farrakhan dijo que el objetivo de su visita a Teherán es apoyar a la nación persa frente a las sanciones impuestas por Washington.

El activista estadounidense criticó duramente a los medios israelíes por ignorar los hechos y distorsionar la realidad.

En cuanto al acuerdo nuclear, Farrakhan subrayó que todas las instituciones de control y supervisión confirman el cumplimiento del compromiso de Irán con este pacto, algo que no ha hecho la Casa Blanca.

Con la llegada de Trump, Estados Unidos se retiró unilateralmente de este acuerdo (rubricado en 2015) y ahora impuso las sanciones más duras contra Irán, apuntó.

El actual ocupante de la Oficina Oval ha presionado al mundo entero para que se pliegue al régimen de embargos contra el país persa, so pena de sufrir “terribles consecuencias”, y ha insistido en reducir a cero las exportaciones iraníes de crudo.

Las autoridades persas dejaron claro, en reiteradas ocasiones, que frustrarán las medidas restrictivas de Estados Unidos y venderán su petróleo, incluso muchas naciones han ratificado ya su disposición a seguir negociando con Irán.

Farrakhan llamó a su vez a la unidad entre los musulmanes para hacer frente a los retos que amenazan al mundo islámico.

En otras declaraciones, acusó al mandatario republicano y a Arabia Saudita de “incitar a la formación de una alianza sunita para enfrentar a Irán, en un intento para dividir a los países islámicos”.

La Nación del Islam  fue fundada en 1930 en los Estados Unidos por Wallace Fard Muhammad, con el fin de resucitar la conciencia espiritual, mental, social y económica de las mujeres y los hombres del país norteamericano y el resto del mundo dentro de los preceptos del Islam. Su Centro Nacional y sede se encuentran en Chicago, Illinois.