Realizan sepelio de pareja de ecuatorianos secuestrada y asesinada en Colombia

Al igual que como ocurrió con un equipo de tres trabajadores del diario El Comercio, Oscar y Katty -vistos por última vez en Esmeraldas, provincia limítrofe con Colombia, el 11 de abril pasado- fueron secuestrados y trasladados al estado vecino

La pareja de ecuatorianos fue vista por última vez el 11 de abril

Los sepelios de Oscar Villacís y Katty Velasco, ecuatorianos secuestrados en la frontera de su país con Colombia, donde fueron asesinados posteriormente, están dispuestos para hoy.

Las inhumaciones se efectuarán en la ciudad de Santo Domingo, donde vivían, en horarios y nichos separados, según adelantaron los familiares de la pareja, que organizaron sus velorios también en lugares distintos.

Sus cuerpos descansarán en el Cementerio general de Santo Domingo, de acuerdo con información revelada por medios de prensa.

Al igual que como ocurrió con un equipo de tres trabajadores del diario El Comercio, Oscar y Katty -vistos por última vez en Esmeraldas, provincia limítrofe con Colombia, el 11 de abril pasado- fueron secuestrados y trasladados al estado vecino.

Sus captores fueron miembros del Frente Oliver Sinisterra, liderado por alias Guacho e integrado por disidentes de la exguerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo.

Tras varios días de encierro, los raptores los ultimaron, en medio de numerosas acciones realizadas por militares de ambos gobiernos para encontrarlos, pero sin el resultado esperado.

Los primeros secuestrados fueron el periodista Javier ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el chofer Efraín Segarra, mientras que en el caso de la pareja, su plagio ocurrió días después del anuncio de los asesinatos de los comunicadores.

Ecuador entero llora a sus cinco muertos y exige respuestas de las autoridades nacionales, a quienes critican por lo que consideran falta de apoyo y de acciones certeras para evitar los decesos.

No obstante, el ejecutivo mantiene que hizo todo lo posible para recuperarlos sanos y luego encontrar sus restos.

Asimismo, insiste en la promesa de continuar operaciones para capturar a los responsables de esos actos y devolver la seguridad y la paz a la zona de la frontera norte, usualmente utilizada por grupos criminales para acciones ilegales como el tráfico de drogas.