Lavrov: Acuerdo sobre la zona del sur de Siria supone la no presencia en ella de tropas no sirias

El Canciller ruso Serguei Lavrov dijo "Hoy hemos acordado debatir sobre todo la normalización de la situación en Siria con un énfasis especial en la zona de distensión en el suroeste de Siria, destacamos contactos continuos y útiles entre militares de Rusia, Jordania y EEUU en el centro de Amán para monitoreo de la zona de distensión sur", dijo el ministro en una reunión con su par jordano, Ayman Safadi.

Lavrov: Acuerdo sobre la zona del sur de Siria supone la no presencia en ella de tropas no sirias

Lavrov subrayó que Moscú aprecia el papel de Jordania como observador en el proceso de Astaná.

El ministro recordó también que la próxima reunión sobre Siria en el formato de Astaná está programada para finales de julio.

Asimismo, Lavrov declaró que los acuerdos sobre la zona de distensión sur en Siria deben implementarse plenamente, incluidas las exigencias sobre la lucha contra los terroristas de DAESH y Frente al Nusra 

"También se subrayó la necesidad de implementar los acuerdos sobre la zona de distensión sur, logrados por Estados Unidos, Rusia y Jordania, en todos los aspectos, incluida la continuación de la lucha contra los terroristas del llamado DAESH y el Frente al Nusra que controlan aproximadamente el 40% del territorio de la zona de distensión sur", dijo el ministro ruso.

Agregó que paralelamente a la lucha contra los terroristas en el sur de Siria, Moscú creará las condiciones para el regreso de los refugiados.

Agregó que paralelamente a la lucha contra los terroristas en el sur de Siria, Moscú creará las condiciones para el regreso de los refugiados.

"Les aseguro una vez más que tanto en Deraa, como en general en el sur de Siria, paralelamente a la expulsión de los terroristas continuaremos contribuyendo a la prestación de la asistencia humanitaria a la población civil y la creación de las condiciones más favorables para que quienes abandonaron sus hogares regresen tan pronto como sea posible", dijo Lavrov.

El Gobierno sirio sigue apoyando una solución pacífica en el sur de Siria pero a la vez mantiene su operación militar contra el Frente al Nusra.

​Dicha organización extremista intenta intimidar a los habitantes locales bombardeando a diario barrios residenciales pertenecientes a las urbes de Deraa y Suweida.

El canciller ruso añadió que Rusia cumplió con su parte de obligaciones sobre la zona de distensión sur en Siria.

"La parte de acuerdos, que de cierta manera depende de Rusia, está cumplida en mayor medida", dijo Lavrov.

Agregó que de momento Rusia "habla con sus socios de que ellos deben cumplir sus compromisos en el marco de los dos acuerdos del año pasado".

"En primer lugar es necesario evitar pretextos algunos para no luchar contra los terroristas ni expulsarlos de la región", señaló el ministro ruso.

Las zonas del sur y suroeste de Siria, que incluyen Deraa, Quneitra y Suweida y se encuentran junto a las fronteras con Israel y Jordania, forman parte de la zona de distensión creada en julio de 2017 gracias a un acuerdo entre este último país, Rusia y EEUU.

Por su parte, el Ministro de Asuntos Exteriores jordano expresó la esperanza de que Rusia y Jordania elaboren medidas conjuntas para distender la situación en el sur de Siria.

"Espero que hoy [este 4 de julio] logramos abordar y tal vez esbozar algunos pasos concretos para resolver la situación en el sur de Siria, que es muy difícil, queremos encontrar una solución a los problemas para detener el sufrimiento de la gente", dijo Safadi.

El ministro también transmitió un mensaje del rey Abdalá II al presidente ruso, Vladímir Putin.

"El rey subraya que nuestras relaciones se están desarrollando bien y se basan principalmente en la honestidad, la amistad y la apertura, nuestras relaciones bilaterales contribuyen no solo a promover nuestros intereses, sino también a promover la paz en la región", declaró Safadi.

Safadi, asimismo, llamó a resolver lo más pronto posible la situación en la frontera entre Jordania y Siria.

Safadi recordó que el Gobierno jordano sigue brindando ayuda a los refugiados sirios y señaló que la "situación en el sur debe solucionarse a la mayor brevedad posible".

El ministro de Exteriores de Rusia recordó que los medios occidentales hablan de que Teherán debería retirarse de Siria y también del resto de la región para que la situación se normalice.

"Está claro que no es realista en absoluto y que será imposible solucionar los problemas de la región sin la participación de sus países claves, incluidos Irán, Arabia Saudí, Jordania y Egipto entre otros muchos", enfatizó.

A finales de mayo pasado, el Ministerio de Exteriores iraní afirmó que su país permanecerá en Siria mientras lo quieran las autoridades de esta nación árabe.

Desde Damasco se señaló, por su parte, que el tema de la retirada de las fuerzas iraníes, así como de la Resistencia Libanesa de Hizbulah, no se discutía.

El titular de Exteriores jordano se encuentra en Rusia con una visita de trabajo.

La visita del canciller jordano a Moscú tiene lugar en un momento en que las fuerzas gubernamentales sirias y la oposición armada combaten en zonas de la república árabe que colindan con Israel y Jordania.

Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto en el que las tropas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

La solución del conflicto se busca en dos plataformas, la de Ginebra, bajo los auspicios de la ONU, y la de Astaná, copatrocinada por Rusia, Turquía e Irán.

La zona de distensión en el sur de Siria acordada en 2017 por Moscú, Washington y Amán, abarca los territorios cerca de la línea de separación entre Siria y Palestina ocupada por Israel.