Retoman en Suecia conversaciones sobre paz para Yemen, acuerdan intercambio de prisioneros

El jefe del Comité Supremo Revolucionario en Yemen, Mohammed Ali al-Houthi, pidió tanto al Consejo Político, como al Gobierno de Saná cerrar el aeropuerto de Saná ante todos los vuelos si no se acuerda abrirlo durante el proceso del diálogo en Suecia.

Al centro el mediador de la ONU, el británico Martin Griffiths.

Las conversaciones de paz interyemenitas fueron retomadas este jueves en Suecia, donde el mediador de la ONU, el británico Martin Griffiths, anunció un acuerdo para el intercambio de prisioneros entre los dos bandos enfrentados.

Griffiths confirmó que los yemenitas deciden su futuro por sí mismos, y advirtió que si no se llega a una solución, la mitad de la población del empobrecido país caerá en una hambruna.

El enviado de la ONU habló de sus propuestas para la reapertura del aeropuerto de Saná, destacó que el tema de Hodeidah estará presente en la mesa junto con otros asuntos, y subrayó que reducir la violencia en el campo de batalla tiene un profundo impacto en la vida de los yemenitas.

A su vez, la ministra de Asuntos Exteriores de Suecia, Margot Wallström, calificó de desastre lo que está sucediendo en Yemen e instó a las partes en conflicto a mantener conversaciones constructivas.

Entretanto, el jefe de la delegación del gobierno de Saná, Mohammed Abdel Salam, destacó la disposición a proporcionar todas las ideas que ayuden a alcanzar una solución política integral. Advirtió también sobre la escalada militar de la alianza saudita al mismo tiempo que suceden las conversaciones.

MOHAMMED ALI AL-HOUTHI PIDE EL CIERRE DEL AEROPUERTO DE SANÁ

El jefe del Comité Supremo Revolucionario en Yemen, Mohammed Ali al-Houthi, pidió tanto al Consejo Político, como al Gobierno de Saná cerrar el aeropuerto a todos los vuelos si no se acuerda abrirlo durante el proceso del diálogo en Suecia.

En un tuit publicado este jueves, Al-Houthi dijo que funcionarios de la ONU, los pacientes y viajeros yemenitas tendrían que llegar a Saná por vías terrestres en un viaje que duraría aproximadamente 15 horas.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) llamó a las partes reunidas en Suecia a que se ponga fin al sufrimiento de millones de niños yemenitas, mientras que el Programa Mundial de Alimentos dijo que una encuesta de seguridad alimentaria mostró que más de 15 millones de personas sufren una crisis alimentaria o una situación alimentaria de emergencia en ese país, y que el número podría aumentar a 20 millones si no reciben ayuda consistentemente.

Por otro lado, el  miembro de la delegación de Saná para las conversaciones, Abdul Qader al-Mortada, señaló vía telefónica al canal Al Mayadeen que las reuniones entre las dos delegaciones no serán en la misma mesa a solicitud del enviado de la ONU.