Deterioro del nivel de vida en Siria (+VIDEO)

La situación humanitaria continúa empeorando en Siria y la solución a estos problemas no se logra sino a través del diálogo político, uniendo esfuerzos internacionales para fortalecer el régimen del cese el fuego que se ha consolidado en las reuniones de Astana; esto es lo que discutieron los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU en una reunión en la que intervinieron altos funcionarios pertenecientes a organizaciones internacionales y expertos en asuntos humanitarios.

La situación humanitaria continúa empeorando en Siria

Después de seis años de combates, se ha reducido la producción de los cultivos agrícolas de Siria a la mitad, hecho que causó el deterioro del nivel de vida afectando la seguridad alimentaria; quedando el pueblo sirio bajo la amenaza de sufrir una crisis alimentaria crónica en medio de la poca ayuda recibida, si no se logran soluciones políticas que permitan complementar el avance logrado en las reuniones de Astana, las cuales fueron percibida por la comunidad internacional como beneficiosas.  


La interrupción del servicio de agua en Damasco y Alepo a manos de organizaciones terroristas, además de los fuertes combates en Deir ez-Zour y al Raqqa duplicaron la intensidad de la crisis humanitaria que no ha excluido a nadie.   


Por si el deterioro de las condiciones de vida no fuese suficiente, la Organización Mundial de la Salud advirtió sobre el peligro de la falta de atención a la salud, sobre todo en las provincias de Deir ez-Zor y Raqqa.


Después de consultas a puerta cerrada, los miembros del Consejo de Seguridad pidieron reforzar el alto el fuego, y la apertura de las rutas a los convoyes de ayuda, además de apoyar los esfuerzos políticos para lograr una solución; la situación se discutirá nuevamente con el enviado de la ONU, Staffan de Mistura la próxima semana.


Hasta después de la liberación completa de la ciudad de Alepo, la ONU señala que quedan cuatro millones seiscientas mil personas entre ellos dos millones son niños, que se encuentran sitiados, la mayoría de estos se encuentran en zonas bajo el control de DAESH (EI), el Frente al Nusrah o Fateh al Sham.