Desmienten informaciones sobre existencia de túneles entre El Líbano e (Israel)

El presidente del Parlamento, Nabih Berri, negó afirmaciones respecto a que la organización político militar Hizbullah excavó túneles que conectan el sur de El Líbano con Israel.

El presidente del Parlamento, Nabih Berri, negó hoy afirmaciones respecto a que la organización político militar Hizbulah excavó túneles que conectan el sur de El Líbano con (Israel).

“Los reclamos israelíes no se basan en información o hechos verdaderos”, indicó.

Según Berri, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, está tratando de desviar la atención sobre la difícil situación que enfrenta hacia lo interno.

Con esas acusaciones, dijo el jefe de los diputados, Netanyahu intenta mantener unida a su coalición gobernante, en tanto que él mismo es objeto de críticas por malos manejos.

También expuso que durante una reunión entre las Fuerzas de Paz de la ONU en El Líbano (Fpnul) y los ejércitos libanés e israelí los funcionarios de la entidad sionista no revelaron información alguna sobre los túneles.

Los participantes en esa cita rutinaria adoptaron la decisión de que los cascos azules estarían presentes mañana en territorio israelí para verificar la denuncia de Tel Aviv.

El comandante de la Fpnul, general Stefano Del Col, subrayó la importancia de garantizar que sus efectivos accedan por completo a los lugares de la llamada Línea Azul que delimita la frontera entre el sur libanés y el norte de la Palestina ocupada.

Del Col pidió a ambas partes abstenerse de cualquier acción que empeorar la situación y agregó que la misión de la ONU mantendrá su apoyo para calmar la tensión.

Todos debemos estar conscientes de que un incidente menor puede convertirse en algo más serio con consecuencias imprevisibles, dijo.

Hizbullah aún mantiene silencio sobre la llamada operación Escudo del Norte que acometen los militares israelíes para bloquear los supuestos túneles.

Por otra parte, el Gobierno de El Líbano presentará una queja ante la ONU por las violaciones de su soberanía perpetradas por (Israel), a partir de una orden emitida este miércoles por el canciller Gebran Bassil.

La nota da cuenta de que el régimen de Tel Aviv comete como promedio 150 infracciones por mes sobre la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Solo en septiembre pasado, los israelíes violaron en 162 oportunidades el espacio aéreo y marítimo libanés, consigna el texto que se remitirá a la Asamblea General de la ONU.

La Resolución 1701 que puso fin a la guerra del 2006 entre Israel y El Líbano, exige cese total de las hostilidades entre los dos Estados limítrofes, aunque la entidad usurpadora de Palestina nunca la cumplió.

Para evitar el conflicto, la ONU desplegó sus cascos azules con un contingente de unos 10 mil 500 militares para contener al Ejército de Israel.

Los aviones de Tel Aviv violan casi todos los días el espacio libanés con el objetivo de bombardear posiciones de Siria.

La decisión de remitir la protesta libanesa coincide con una operación lanzada por el Ejército israelí para bloquear túneles que Tel Aviv afirma excavó Hizbullah.