“The First Purge”: Mercenarios blancos para liquidar bandas marginadas y negras

Varias críticas consideraron que la película a pesar de estar revestida de cierta dignidad gracias a eufemismos como "experimento sociológico" o "renacer social", lo cierto es que al final, la idea que subyace, es la de eliminar a la población menos pudiente y por tanto generadora de más gastos para el Estado. Dicho en pocas palabras: eugenesia bajo el paraguas de la xenofobia.

Protagonistas de The First Purge.

Ha sido demasiado acumular tanta cantidad de masacres, asesinatos, atropellos sin tregua a lo largo de 98 minutos en una misma cinta titulada: The First Purge (La primera purga).

Los Nuevos Padres Fundadores de América quisieron reducir las tasas de criminalidad, por lo que deciden poner a prueba a los ciudadanos de una pequeña región del país mediante un experimento social, dando vía libre a todo tipo de crímenes durante una sola noche. Sin embargo, la fuerza de estos actos violentos aumenta hasta que acaba traspasando las fronteras establecidas.

Por lo tanto, la teoría sociológica que se ha puesto en práctica, ha dado rienda suelta a todo tipo de agresiones durante toda una noche en una comunidad aislada y cuando la violencia de los opresores choca con la ira de los marginados, el vandalismo explota más allá de esas fronteras “experimentales” para extenderse por todo el país. La cinta descubre cómo toda una nación entera abrazó una brutal celebración anual: 12 horas de impunidad criminal.

Una película densa, oscura, no recomendada a menores de 18 años y cuyos protagonistas lograron expresar con sus ojos el nivel del mal que poseen los personajes que nos presentan en pantalla, donde cada uno de ellos se auto-considera el “boss” de su localidad.

Detrás de cada tradición hay algo que contar. Eso es lo que cuenta esta película, en la que descubriremos los sucesos que propiciaron la brutal celebración anual que permite a los estadounidenses cometer cualquier infracción de forma legal durante un día, con el objetivo principal de reducir los delitos durante el resto del año. Así, esta cinta revelará cómo lo que comenzó como un brutal experimento se fue fraguando hasta convertirse en un gran evento.


Imagen de The First Purge.

James De Mónaco escribe esta cuarta entrega de su saga de películas tras “The Purge”, La noche de las bestias (2013), luego “Anarchy”: La noche de las bestias (2014) y “Election year”: La noche de las bestias (2016). El presupuesto de la última parte se calculó con 13 millones de dólares, y recaudó en su primer día en el cine, el 4 del presente mes de julio, un poco más de 9 millones de dólares, que en esta ocasión cuenta con la dirección de Gerard McMurray (Burning Sands) y un grupo de actores encabezado por Marisa Tomei (Spider-Man: Homecoming), Y'Lan Noel (Insecure), Lex Scott Davis (SuperFly), Joivan Wade (Gente de barrio) y Luna Lauren Velez (Cómo defender a un asesino).

Varias críticas consideraron que la película a pesar de estar revestida de cierta dignidad gracias a eufemismos como "experimento sociológico" o "renacer social", lo cierto es que al final, la idea que subyace, es la de eliminar a la población menos pudiente y por tanto generadora de más gastos para el Estado. Dicho en pocas palabras: eugenesia bajo el paraguas de la xenofobia.